Las joyas, lo más atractivo del 'narcobodegazo' en Barranquilla

La primera semana de diciembre se hará una nueva subasta de 200 inmuebles en esa ciudad.

Las joyas y las obras de arte han sido los artículos más llamativos en el ‘narcobodegazo’ realizado esta semana en la ciudad de Barranquilla. (Ver los artículos en subasta)

Coleccionistas y personas del común acudieron a la subasta que realizó la Dirección Nacional de Estupefacientes en las instalaciones del emblemático Hotel El Prado.

Según el balance que entregó la DNE en Barranquilla, ocho de los 33 bienes ofertados y que pertenecieron a narcotraficantes, se adjudicaron por cerca de $500 millones.

Los bienes subastados de Barranquilla están ubicados en el Centro Ejecutivo I,(local 2, 3 y 24) Centro Ejecutivo II (4 parqueaderos) y edificio Corpavi, (oficina 801) en la carrera 54 con calle 72, pero ante la ausencia de puja los oferentes compraron al precio base, que se fija de acuerdo con el avalúo comercial del inmueble.

Clara Inés Saldarriaga, gestora de la unidad de Ventas de la Dirección Nacional de Estupefacientes, señaló que los inmuebles se entregan saneados y en los casos de que exista un contrato de arrendamiento, se cede el contrato.

Manifestó además que la oferta en la ciudad de Barranquilla no sólo incluye propiedades, sino también joyas, obras de arte, ganadería y vehículos, como ocurrió en otras ciudades. (Ver Todo un éxito el 'narcobodegazo' de la DNE)

Así mismo, confirmó que la primera semana de diciembre se hará una nueva subasta de 200 inmuebles en esa ciudad conformado por oficinas, locales comerciales y garajes.

En Bogotá se subastó El Cóndor, una obra de Alejandro Obregón, por $125 millones, pero también tienen más obras originales del maestro Obregón en el Museo Nacional así como de Manzur y Caballero.

Esta iniciativa de ‘rematar’ los bienes de los narcotraficantes cuenta con un inventario que asciende a un billón de pesos: el 51% están ubicados en Cali, el 25% en Bogotá y el 11% en Antioquia, pero que también hay cifras representativas en San Andrés y Barranquilla.

El producido de la venta de los bienes subastados es destinado al Fondo de Rehabilitación, Inversión Social y Lucha contra el Crimen Organizado, Frisco.