Él se declaró inocente

Juan Carlos Madero asegura que senador Armando Benedetti solicitó interceptaciones

En la audiencia, la Fiscalía citó el testimonio de Madero quien confesó que el congresista lo buscó para solicitar los servicios de la red de interceptaciones ilegales. El juzgado 12 de garantías de Bogotá lo envió a un centro de reclusión especial por su seguridad.

Juan Carlos Madero se declaró inocente.El Espectador.

Este lunes, en los Juzgados de Paloquemao, en Bogotá, la Fiscalía presentó las pruebas para pedir que Juan Carlos Madero sea enviado a la cárcel. Para el ente acusador, esta persona es una de las fichas claves de una organización dedicada a interceptar comunicaciones de manera ilegal y, por eso, es investigado por los delitos de concierto para delinquir, utilización ilícita de redes de comunicación, acceso abusivo a sistema informático, interceptación de datos informáticos, uso de software malicioso y violación de datos personales.

En la audiencia, el ente acusador detalló que el coronel (r) Jorge Humberto Salinas, luego de conformar la “organización criminal” con María Andrea Pinzón, supuesta hacker, y con el mayor (r) Luis Mesías Quiroga, conoció a Juan Carlos Madero, quien hizo unos trabajos con la empresa Ferrocarriles del Pacífico, donde trabajó Salinas. El objetivo era poner unas cámaras de seguridad y vigilar mercancía que trasportaba. Desde ese momento, la Fiscalía aseguró que estas dos personas iniciaron una relación comercial que se extendió a la empresa Quarkom S.A.

(Le puede interesar: Imputan cargos a Juan Carlos Madero, pieza clave en red de interceptaciones)

El fiscal citó el testimonio del propio Juan Carlos Madero, en el que además de narrar lo dicho anteriormente, dijo que su función consistió en buscar clientes que llegaban por el voz a voz. Después le pasaba la información al coronel (r) Jorge Humberto Salinas para saber cuánto se le iba a cobrar. El declarante sostuvo que hubo muchas personas que solicitaron el servicio, entre los que se encontraban abogados, empresas y personas. Madero sostuvo que una de esas personas que pidió el servicio fue el senador Armando Benedetti, con el que reunió a finales de 2017 en las oficiales del congresista por la avenida circunvalar, en Bogotá.
 
“En esa reunión estuvo el senador Benedetti, la mano derecha del senador y la esposa del senador Benedetti. Yo le expliqué unos servicios que tenía y el me pidió los siguientes: la protección de sus dos teléfonos celulares y el de su esposa, y adicionalmente solicitó una investigación al celular del abogado Jaime Lombana, de quien entregó los números de celular con el fin de encontrar algo para usarlo en contra de él”, dijo declarante, quien agregó: “Me dijo textualmente: ‘yo lo que quiero es cogerlo’”

(Lea también: Los señalamientos contra el senador Armando Benedetti por el caso de chuzadas ilegales)

Luego de que Benedetti le solicitara los servicios, Juan Carlos Madero dice que le pasó esa información al coronel (r) Salinas y que se acordó un pago de $7 millones mensuales por la protección de los móviles y para iniciar la investigación. Los encuentros con el congresista, según Madero, fueron entre octubre 2017 y fueron hasta marzo de este año, en los que se alcanzaron a encontrar en diez ocasiones aproximadamente en la oficina del senador ubicada en la Calle 51, “que es una casa blanca de dos pisos”, y otras oportunidades en la sede política sobre la Carrera Séptima con Calle 47. 

Cuando la información estaba consolidada, Juan Carlos Madero le dijo a la Fiscalía que le tocaba esperar por mucho tiempo al congresista y que, por eso, en su oficina lo empezaron a conocer como ingeniero. “Dentro de la información que me pedía el coronel (r) Salinas se encontraba conversaciones de personas como el doctor Lombana, con los abogados Iván Cancino, Jaime Granados y con personas de la Fiscalía. Debido a que pasó más de un mes y no se encontraba nada importante en contra de Lombana, el senador quería resultados antes de final de año. Solicitó un seguimiento al hijo de Lombana para obtener una información y sacarla a medios y así perjudicar al abogado, que incluía ver si el pelado consumía algún tipo de sustancia o estuviera en algún tipo de pelea, ya que decía que era muy agresivo”, comentó el testigo, tras indicar que por este trabajo se cobraron $40 millones.

(Le sugerimos: Imputan cargos a Juan Carlos Madero, pieza clave en red de interceptaciones)

El confesor manifestó que el senador le pago la mitad en efectivo para “iniciar el trabajo” y que el coronel (r) Salinas contrato un grupo de trabajo para ese cometido. El informe se entregó, pero Madero aseguró que el senador no quedó satisfecho por el trabajo, por lo que solo pago una parte. Y aunque el testigo explicó que se encontró información sobre unas supuestas cuentas en Curazao que había abierto Lombana, el senador dejó claro que quería información “específica” para actuar en contra del abogado. Este trabajo habría costado $200 millones, pero nunca se concretó porque Benedetti no pagó el anticipo.

“Debido a que el senador Benedetti no estaba contento con lo que se había hecho con el hijo de Lombana, se llegó a un acuerdo para entregarle una información parcial sobre las cuentas de Lombana en Curazao y así quedar a paz y salvo. Yo le entregué la información en el centro comercial Gran Estación y, para no tener problemas futuros con ellos, se grabó la reunión con mi teléfono celular”, le dijo Madero a la Fiscalía.     

En otra reunión, aseguró Madero, Benedetti le pidió que rastreara el número del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y el de su esposa, en unas fechas determinadas. En otra ocasión, comentó que le había entregado al senador una información y que en un momento entregó declaraciones sobre una persecución en su contra, por lo que iba a sacar los documentos que le entregó madero. “Me volteó a mirar y le hice una seña de que no los sacara”, dijo Madero para luego describir otra cita, en noviembre de 2017, con Euclides Torres en la oficina de Benedetto en la Calle 51. Allí, al parecer, realizaron un acuerdo para proteger dos números celulares de Torres. “Euclides Torres es la persona que financia la campaña del senador Benedetti y es socio del él. Por ese trabajo, Torres nos pagó tres meses de servicio”. 

La Fiscalía continúo presentando las evidencias de otros casos en los que también habría participado la red ilegal con la participación de Madero. Antes de culminar su intervención, le pidió a la jueza 12 de garantías que el investigado sea enviado a la cárcel, entre otras cosas porque consideró que podría obstruir a la justicia estando en liberad al destruir pruebas importantes para el caso. La Procuraduría, por su parte, apoyó la solicitud del ente investigador.

(En contexto: “Esto es un tema personal”: Armando Benedetti)

Madero fue enviado a un centro de reclusión especial

Al evaluar las pruebas de la Fiscalía, la Procuraduría y la defensa de Madero, la jueza decidió enviarlo a un centro de reclusión especial que le brinde todas las garantías de seguridad. “Teniendo en cuenta que dentro de los hechos que se contrae esta investigación se encuentran personas allegadas a las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, se hace necesario que el sitio de reclusión destinado para Madero ofrezca la seguridad especial extrema mucho más cuando, de acuerdo a lo expuesto por el ente acusador y la misma defensa, está colaborando con la administración de justicia, lo que haría poner en riesgo mucho más su vida estando en un establecimiento carcelario”, dijo la juez.

Por eso, el despacho le ordenó al Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) y a la Fiscalía que “realicen las gestiones pertinentes para poder tener, como sitio de reclusión, las instalaciones del búnker de la Fiscalía o en el sitio que, de acuerdo a las exigencias que encuentra esta juez constitucional, preserve la vida y la integridad del ciudadano Juan Carlos Madero”.

“Niego las aseveraciones que ha hecho el señor Madero”

Luego de culminar la intervención de la Fiscalía, el senador Armando Benedetti citó a los medios para referirse al tema. “Niego las aseveraciones que ha hecho este señor Madero en la audiencia. Otra vez se repite el mismo esquema, le dan beneficios al que hable de Benedetti”, expresó el parlamentario de la U. Igualmente, el congresista desestimó las versiones de Madero, lo consideró “el sexto eslabón de la cadena” en este escándalo y contratacó afirmando que todo es una revancha del fiscal Martínez por sus conocidos desencuentros públicos.

“Esto es un tema personal. No puede ser que de 175 carpetas sólo haya audiencia y testigo para la mía. Lo único que veo es que, como se les cayeron todas las mentiras, acudieron al sexto eslabón de la cadena”, finalizó el parlamentario.

(Lea: Armando Benedetti pide a la Corte Suprema que lo investigue por escándalo de chuzadas)

812771

2018-09-17T17:26:56-05:00

article

2018-09-17T20:30:31-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Juan Carlos Madero asegura que senador Armando Benedetti solicitó interceptaciones

84

10173

10257