Juan Carlos Ortiz, cerebro del descalabro de Interbolsa, está en detención domiciliaria

El condenado a 12 años y tres meses de prisión por el escándalo, salió de La Picota hace 15 días por un acuerdo al que llegó con la Fiscalía cuando aceptó haber cometido los delitos de estafa, concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de especies.

Juan Carlos Ortiz fue condenado a 12 años y tres meses de cárcel por el escándalo de Interbolsa. Archivo

Juan Carlos Ortiz, una de las cabezas del descalabro del Fondo Premium de Interbolsa, salió hace aproximadamente 15 días de la cárcel La Picota, pese a estar pagando una condena de 12 años de prisión. Ahora está detenido en su casa, como parte de un acuerdo al que llegó con la Fiscalía cuando aceptó que había estado detrás de uno de los escándalos bursátiles más graves de la historia reciente del país. 

Según el abogado del empresario, su cliente, al aceptar tres delitos: estafa, concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de especies, podía pedir el beneficio de casa por cárcel pues así lo estableció el juez de primera instancia que lo condenó por primera vez. La decisión fue sostenida por el Tribunal Superior de Bogotá, que revisó el caso en segunda instancia, y aumentó la pena de Ortiz de cinco a 12 años de prisión. La Corte Suprema de Justicia se encuentra revisando la condena.

(Lea:  Continúa el riesgo de prescripción en caso Interbolsa: Fiscalía)

Junto con Juan Carlos Ortiz también fue condenado Tomas Jaramillo, otro de los cerebros detrás del desfalco de Interbolsa. De acuerdo con la investigación que realizó Fiscalía en su momento, Jaramillo y Ortiz, junto con Víctor Maldonado –otro de los investigados por estos hechos–, montaron una estructura empresarial ilegal en la que hicieron creer a cientos de socios que sus inversiones estaban seguras en el exterior cuando, en realidad, todo el dinero llegó a las cuentas personales de los empresarios.

(Le podría interesar: Tribunal de Bogotá aumentó condena a dos cebreros del desfalco de Interbolsa)

Las empresas fueron constituidas en Bahamas, Estados Unidos, Curazao, Islas Vírgenes Británicas, Panamá y Colombia, y se encontró una serie de similitudes que permitieron descubrir la estructura montada de los empresarios que fungían como representantes legales. La Fiscalía que precisó que el mayor beneficiario de estas irregularidades fue Víctor Maldonado Rodríguez, quien, además de ser el socio mayoritario de Interbolsa, recibió a través de las sociedades Valores Incorporados y Rentafolio Bursátil, millonarios préstamos que le sirvieron como músculo financiero para sus empresas.

Juan Carlos Ortiz todavía tiene un proceso pendiente por los delitos de estafa, concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de especies. En la audiencia de imputación de cargos, el empresario no aceptó estos hechos y por eso la Fiscalía todavía tiene pendiente empezar el juicio en su contra.  

(Lea:Juan Carlos Ortiz, cerebro del desfalco de Interbolsa, continuará en La Picota)

 

812782

2018-09-17T18:11:53-05:00

article

2018-09-17T20:38:26-05:00

jjaimes_250826

none

Redacción Judicial

Judicial

Juan Carlos Ortiz, cerebro del descalabro de Interbolsa, está en detención domiciliaria

90

3417

3507