Judicatura abrió investigación a juez que dictó medidas cautelares en caso Hyundai

El alto tribunal busca determinar si se presentó una falla disciplinaria por parte del juez sexto civil del circuito de Bogotá.

La organización de Carlos Mattos lleva 23 años manejando la marca Hyundai en Colombia. Archivo

El Consejo Seccional de la Judicatura le abrió investigación preliminar al juez sexto civil del circuito de Bogotá, Reinaldo Huertas por las presuntas irregularidades que habrían rodeado su obrar al resolver una medida cautelar en la demanda presentada por Hyundai Colombia Automotriz S.A., del empresario colombiano Carlos Mattos.

El alto tribunal tomó la decisión después de las denuncias periodísticas y la investigación de la Fiscalía General frente a unas presuntas irregularidades en el reparto de la demanda en el centro de servicios del edificio Nembqueteba. Se busca determinar si el funcionario judicial tuvo participación en este presunto fraude.

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez manifestó que el 29 de febrero de 2016 se habría presentado un ataque informático en contra del centro de servicios de dicho edificio judicial con el fin de direccionar la demanda presentada a un juzgado civil especifico. Este hecho irregular fue denunciado por el ingeniero y administrador del centro de servicios.

Según la denuncia presentada fueron en total tres demandas por el mismo caso las que fueron “enrutadas” al despacho del juez sexto. Fue el mismo funcionario judicial quien en marzo dictó medidas cautelares con el fin de permitirle a Mattos continuar vendiendo los vehículos de la marca coreana.

La Judicatura también busca establecer si se presentaron irregularidades en esta decisión. En su columna de la Revista Semana, Daniel Coronell manifestó que el juez falló con inusitada rapidez este caso, dictando medidas cautelares que beneficiaban directa y únicamente a Mattos.

Días después de esta decisión el funcionario judicial fue a comprar un carro. Pese a las deudas que tenía pudo adquirir un vehículo nuevo con un precio superior a los 70 millones de pesos.