Judicatura advierte que víctimas de la violencia tienen derecho a sistema de seguridad integral

Esto sin importar que ni cumplan con los requisitos exigidos en el régimen pensional.

El presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruiz indicó que las personas que resulten afectadas dentro del marco del conflicto armado interno tienen que hacer parte del Sistema de Seguridad Social Integral.

El alto tribunal indicó que este beneficio debe ser otorgado sin tener en cuenta el hecho de que no cumplan con el tiempo de cotización establecido en los requisitos en el régimen general de pensiones.

La decisión se tomó al definir un conflicto de competencias en un caso en la víctima de una mina antipersona quien solicitó el reconocimiento de su pensión de invalidez desde el 23 de mayo de 2005.

Sin embargo, el Instituto de Seguros Sociales le reconoció la pensión de invalidez al afectado solamente desde el mes de febrero de 2011, por lo que presentó una acción jurídica ante el alto tribunal.

La Judicatura, basándose en los principios de universalidad y solidaridad, indicó que no se puede incurrir en ningún caso de discriminación por lo que le ordenó la revisión del caso.

“Su origen no se deriva de las cotizaciones efectuadas al Sistema, sino de la concepción humanística que debe orientar al Estado frente a las víctimas del conflicto armado que vive el país (…) No se originó en una situación legal y reglamentaria, ni tampoco en un contrato de trabajo, por cuanto se trata de una prestación especial autorizada por la ley”, precisa uno de los apartes de la sentencia.

El alto tribunal indicó que el Estado tiene la responsabilidad de proteger a todas las personas víctimas de la violencia, “siempre que cumplan con los requisitos exigidos por la Ley, tales como, que la persona haya perdido el 50% o más de la capacidad laboral con ocasión de un acto perpetrado en el marco del conflicto, que sea valorada por la Junta Regional de invalidez competente y que el beneficiario carezca de otras posibilidades de adquirir una pensión”.