Judicatura citó a exembajador de Colombia en Estados Unidos por caso de "terrenos baldíos"

Carlos Urrutía deberá dar su versión de los hechos frente a las denuncias hechas por el Polo Democrático y la Red de Veedurías Ciudadanas.

El Consejo Superior de la Judicatura citó para el próximo 5 de diciembre a audiencia pública al abogado y exembajador de Colombia en Estados Unidos, Carlos Urrutia Valenzuela para que dé su versión de los hechos sobre la presunta entrega irregular de terrenos baldíos en el departamento del Vichada.

En dicha diligencia judicial, el alto tribunal escuchará la versión de Urrutia frente a las denuncias formuladas por el representante del Polo Democrático Alternativo, Wilson Arias Castillo, y la Red de Veedurías, Pablo Bustos.

Igualmente se pedirán y presentarán que serán tenidas en cuenta en esta investigación disciplinaria, en la cual se busca establecer si el exembajador incurrió en alguna falta a la profesión cuando fungía como representante de la firma de abogados Brigard & Urrutia.

El presidente de la Red de Veedurías, Pablo Bustos argumentó que “existen señalamientos concretos frente a la titulación eventualmente fraudulenta porque al parecen se habrían beneficiado pequeñas familias para hacer grandes latifundios”.

El pasado 4 de julio la seccional del Consejo Superior de la Judicatura anunció la apertura de la investigación disciplinaria a la firma de abogados Brigard & Urrutia por las presuntas irregularidades que se habrían presentado en la adquisición de 40 mil hectáreas de tierra en el departamento del Vichada para ingenios azucareros.

El presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruiz, indicó en ese momento que se buscaba establecer la veracidad de las denuncias hechas por el senador Jorge Enrique Robledo quien manifestó que se presentaron irregularidades por parte de esta firma de abogados en este proceso.

“La Judicatura pretende establecer su en la adquisición de esas tierras se configuró una irregularidad por parte de los abogados de esa firma, incurriendo así en faltas que deben ser disciplinadas”, precisó el magistrado.

Según la denuncia del congresista, la ley indica que las llamadas tierras baldías únicamente pueden ser adjudicadas a los pobres del campo, por lo que nadie podrá comprar estas fincas “para sumarlas con otras del mismo origen y construir”.