Atentados en Bogotá

Judicatura investigará al juez que dejó en libertad a sospechoso de ataque en Centro Andino

La Sala Disciplinaria busca establecer si el funcionario judicial incurrió en una falla cuando no aceptó hace dos meses la solicitud de medida de aseguramiento.

Llegada al complejo judicial de Paloquemao de los capturados por los hechos relacionados con el atentado en el Centro Comercial Andino. Foto: Mauricio Alvarado - El Espectador

La Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura le abrió investigación al juez de control de garantías que hace dos meses no aceptó la solicitud de medida de aseguramiento presentada por la Fiscalía General en contra de Andrés Mauricio Bohórquez por presuntamente tener en su poder material explosivo.

Ramírez fue capturado el pasado sábado por agentes de la Policía señalado de hacer parte del grupo que planeó y ejecutó una serie de atentados en sedes de entidades oficiales y empresas en Bogotá, entre ellos la bomba que explotó el pasado 17 de junio en el baño de mujeres del Centro Andino.

En su momento, Bohórquez –conocido con el sobrenombre de El Calvo- fue dejado en libertad al considerarse que no representaba un peligro para la sociedad y que no tenía antecedentes judiciales. El fiscal General, Néstor Humberto Martínez cuestionó esta decisión al considerar que este tipo de decisiones ponen en riesgo a toda la comunidad.

“Todo el mundo sabe que un explosivo es un problema terrible para la sociedad y más en estas épocas de mucho terrorismo. Eso es lo que vamos a investigar”, precisó el magistrado Pedro Alonso Sanabria al ser consultado sobre las afirmaciones hechas por el fiscal General, Néstor Humberto Martínez.

Para el presidente de la Sala disciplinaria, el solo hecho de cargar elementos explosivos representa un peligro para la sociedad. Fuentes cercanas al despacho judicial aseguraron que la decisión del juez se tomó tras revisarse los elementos materiales que presentó el ente investigador en su petición.

En las próximas horas la Fiscalía General le imputará cinco delitos. El pasado sábado, a su llegada al complejo judicial de Paloquemao, Bohórquez aseguró que esta detención es un falso positivo judicial en su contra para demostrar resultados.