Alias ‘Chucky’ acepta su responsabilidad en homicidio de líder ambiental de la Sierra Nevada

Noticias destacadas de Judicial

La Fiscalía anunció la captura de alias Chucky o El Grande por el homicidio del líder ambiental de la Sierra Nevada de Santa Marta, Alejandro Llinás, asesinado el pasado 23 de abril en la vereda Calabazo de la capital del departamento del Magdalena. El procesado aceptó los cargos.

En operación conjunta entre el Gaula Militar Magdalena y el CTI Seccional Santa Marta, fue capturado Adán Romero Pérez, alias Chucky o El Grande, por el homicidio del líder ambiental de la Sierra Nevada, Alejandro Llinás. Los hechos ocurrieron el pasado 23 de abril en la vereda Calabazo de Santa Marta.

De acuerdo con la Fiscalía, dada la contundencia de los elementos probatorios presentados, alias Chucky aceptó los cargos imputados por el delito de homicidio agravado -por la condición de defensor que tenía Llinás- y concierto para delinquir, ante un juez de Santa Marta.

Le puede interesar: Es insoportable el asesinato de líderes sociales y de firmantes del Acuerdo de Paz: Noruega.

Alias Chucky es un presunto integrante de la estructura criminal Autodefensas Unidas Conquistadores de la Sierra Nevada, que a su vez son derivadas de los Pachenca -organización vinculada con la extorsión y que controla rutas de narcotráfico de cocaína en la costa caribe-. “Romero Pérez fue afectado con medida privativa de libertad en establecimiento carcelario, por este caso, aunque sería señalado además de varios homicidios en la región”, asegura la Fiscalía.

Según el ente acusador, en menos de una semana ha logrado que dos presuntos responsables de homicidios de defensores de DD.HH. acepten su responsabilidad en los hechos. Al caso de Adán Romero se suma el de alias Ciego, presunto autor material del homicidio de Manuel Ramírez Mosquera, asesinado en Riosucio (Chocó) por desempeñarse como líder comunitario de la región.

Lea también: Defendamos la paz.

El ambientalista Alejandro Llinás, era líder de DD.HH. en la vereda Calabazo -donde fue asesinado-. El pasado 23 de abril, hombres armados entraron a su finca y lo ultimaron, de acuerdo con información de medios locales. Así mismo, Llinás era partidario del movimiento Colombia Humana en la Sierra Nevada de Santa Marta. Así lo registró en su momento el partido político.

Días antes de su muerte, Llinás había denunciado la presencia de dos peajes ilegales ubicados en zonas aledañas de Calabazo, indicando que posibles estructuras criminales no permitían el paso. “Los Paras fuera de instalar el peaje, montaron por medio de una antigua asociación de fauna y flora, una empresa de mototaxismo que transportan turistas por un camino empinado y peligroso hecho a pico y pala por la comunidad misma”, le advirtió a Carlos Caicedo, gobernador del Magdalena, a través de una carta dada a conocer por la Asociación Freytter Elkartea.

De acuerdo con el Instituto de estudios para el desarrollo y la paz -Indepaz-, en lo que va corrido del 2020 han asesinado 215 defensores de DD.HH. y lideres sociales en Colombia. Las victimas perdieron la vida en calidad de defensores indígenas, cívicos, mineros, sindicales, campesinos, afrodescendientes, entre otros. Además, 10 familiares o relacionados con los mismos lideres sociales fueron asesinados en relación con las funciones que sus allegados desempañaban.

Comparte en redes: