Juez administrativo había ordenado reubicación de estación de policía de El Mango

Se ordenó el traslado a un lugar en el que táctica y estratégicamente no estuvieran expuestos a las incursiones de las Farc.

Al estudiar una acción presentada por un grupo de policías, el juez 37 administrativo de Bogotá ordenó en octubre de 2014 la reubicación de la estación de policía del corregimiento de El Mango, en el municipio de Argelia (Cauca). La misma que fue destruida el pasado martes por los pobladores debido a las presiones ejercidas por las Farc.

En su decisión, la cual fue apelada por la Presidencia de la República, se manifestaba que dicha edificación no contaba con una ubicación estratégica que no garantizaba la seguridad y vigilancia de los pobladores. Además se manifestaba que presentaba unas condiciones precarias que debían ser solucionadas en el menor tiempo posible.

Además se advirtió que debido a su ubicación, “entre dos montañas” eran blanco fácil de los ataques de los grupos guerrilleros que delinquían en la región. En este punto se tuvo en cuenta el hecho que existían 20 registros de ataques en el corregimiento, que habían dejado un saldo de 20 personas muertas, entre ellas 14 miembros de la Fuerza Pública, y 49 heridos.

“Tomar las medidas necesarias inmediatas para trasladar la subestación de Policía del Corregimiento El Mango del municipio de Argelia del departamento del Cauca al corregimiento de El Plateado del mismo municipio o a otro lugar que táctica y estratégicamente no este expuesto a las incursiones de las Farc”, señala el resuelve de la decisión.

Esto con el fin de salvaguardar a los agentes de Policía y su integridad personal, dignidad humana y vida, “derechos inalienables”. Además se ordena asegurar “que el personal de policía que sea trasladado cuente con fusiles visor nocturno, mira telescópica y ametralladoras M60 o de mejor tecnología y que se les proporcione capacitación y entrenamiento como policía rural de orden público”.

Para proteger la integridad de los policías se ordenó su reubicación inmediata como medida cautelar. Sin embargo, debido a la apelación, no se pudo cumplir.