Juez avaló captura de tres policías y dos civiles investigados por caso grafitero

En las próximas horas la Fiscalía les imputará los delitos y solicitará en su contra medida de aseguramiento.

La juez 19 de garantías legalizó la captura adelantada por agentes del CTI de la Fiscalía en contra de tres policías y dos civiles investigados por su presunta participación en la manipulación de la escena del crimen en los hechos que rodearon la muerte del joven grafitero, Diego Felipe Becerra.

La funcionaria judicial rechazó los argumentos presentados por los abogados de los ahora implicados en este caso, considerando que no se halló ninguna falencia en las capturas ejecutadas por la policía judicial.

Indicó que antes de iniciar la diligencia judicial se les brindaron las garantías procesales, tanto que a dos de ellos se les dio un plazo de una hora para dialogar con sus abogados, como era su deseo.

Ante esto acogió los argumentos presentados por los representantes de la Fiscalía y la Procuraduría al considerar que a las cinco personas se les informó detalladamente los motivos por qué eran capturados y del proceso judicial.

En el desarrollo de la diligencia judicial, el fiscal 295 de la unidad anticorrupción explicó las circunstancias en las que se adelantaron las capturas ejecutadas en la tarde del pasado lunes.

En la diligencia judicial el fiscal del caso presentará los argumentos y pruebas técnicas que llevaron a la captura del subteniente de la Policía, Rosemberg Madrid Orozco; el subintendente, Juan Carlos Leal Barrera y el patrullero, Nelson Daniel Rodríguez.

Asimismo serán procesados el abogado Hector Hernando Ruiz, quien defendió hasta hace poco los intereses del patrullero Wilmer Antonio Alarcón, procesado por el delito de homicidio agravado y el conductor de servicio público, Jorge Eliecer Narváez.

Según la investigación adelantada por la Fiscalía, estas personas habrían participado activamente en la ubicación predeterminada de una pistola en el lugar de los hechos con el fin de acusar al joven grafitero de haber manipulado un arma de fuego con la cual habría participado en el atraco a un bus de servicio público.

Además habrían acusado falsamente al joven de 16 años, de haberle disparado al patrullero Wilmer Alarcón que respondió disparándole por la espalda produciéndole una herida que le causó la muerte casi de manera inmediata.

Hasta el momento se ha podido determinar que el subteniente, Rosemberg Madrid Orozco, se va a declarar inocente, puesto que según su abogado, para el momento de los hechos fungía como comandante del CAI de Suba.

Igualmente, el jurista indicó que la Fiscalía no cuenta con elementos materiales probatorios para vincularlo con estos hechos registrados el 19 de agosto de 2011.

Temas relacionados