Juez deja en firme detención domiciliaria para Ernesto Manzanera

Se consideró que no existe claridad sobre los hechos que rodearon el accidente de tránsito registrado en el norte de Bogotá.

Tomada del Facebook de Ernesto Manzanera.

Al resolver el recurso de apelación presentada por la Fiscalía General y los representantes de las víctimas, el juez 45 de conocimiento dejó en firme la decisión de cobijar a Luis Ernesto Manzanera con media de aseguramiento en detención domiciliaria. El hombre de 32 años enfrena un proceso penal por su responsabilidad en los hechos que rodearon el accidente de tránsito en el que murieron cuatro personas de una misma familia en el norte de la capital de la República. 

En la determinación, el funcionario judicial consideró que no se presentaron pruebas que permitieran inferir que Manzanera representa un peligro para la sociedad y que pueda afectar el normal desarrollo del proceso judicial que se adelanta en su contra, hecho por el cual dejó en firme la decisión tomada a finales del año pasado por un juez de control de garantías.

"Está detenido en su vivienda lo que le impide obstruir la justicia, tampoco podrá impedir la realización de las diligencias. Es físicamente imposible que represente un peligro para la comunidad pues está detenido", precisó el juez de conocimiento al valorar los argumentos de la defensa del procesado sobre el hecho que no tiene antecedentes penales ni “otra mala conducta en su hoja de vida”.

Según la Fiscalía General el piloto de profesión manejaba con exceso de velocidad por la autopista norte, poniendo en riesgo la integridad y seguridad de los otros conductores. Las pruebas técnicas permiten inferir que su vehículo embistió el otro carro. Debido al impacto terminaron sobre las bases del puente peatonal causándoles la muerte de manera inmediata.

El ente investigador le imputó los delitos de homicidio culposo en circunstancias de agravación en concurso por la cantidad de víctimas y por huir del lugar de los hechos. Nunca se pudo establecer si estaba manejando en estado de embriaguez puesto que la prueba se hizo 36 horas después de ocurridos los hechos.