Juez envía a la cárcel a esposa del gobernador de Vaupés por delitos electorales

De acuerdo con las investigaciones del caso, Luisa Amelia Barreto presionó a varios contratistas de la gobernación para votar por el representante a la cámara, Jair Arango en los comicios del año pasado.

Luisa Amelia Barreto fue imputada por el delito de constreñimiento al sufragante. Barreto se declaró inocente. Archivo.

El Juzgado 21 Penal con función de garantías envió a la cárcel a Luisa Amelia Barreto Castañeda, esposa del actual gobernador de Vaupés, Jesús María Vásquez Caicedo, por supuestamente presionar a varios contratistas de la gobernación a través de amenazas de no renovación de los contratos laborales si no votaban por el candidato a la Cámara de Representantes, Jair Arango, quien se lanzó para las elecciones del 11 de marzo de 2018.

(En contexto: Capturan Luisa Amelia Barrieto esposa del gobernador de Vaupés)

Barreto fue capturada el pasado 2 de enero en el Aeropuerto Internacional El Dorado cuando pretendía salir del país con destino a México. Tras su captura fue puesta a disposición de la Fiscalía y judicializada por el delito de constreñimiento al sufragante. Sin embargo, la mujer se declaró inocente. Actualmente, la mujer se desempeña como primera dama en el Vaupés y ejerce como Gestora Social en la administración departamental.

El año pasado, el fiscal Néstor Humberto Martínez reveló de investigaciones de presunta corrupción electoral en cinco departamentos, que involucraban a varios congresistas, alcaldes, diputados y funcionarios públicos. El descubrimiento se hizo a pocas semanas de las elecciones presidenciales que daban cuenta de redes de compra de votos y otras formas de delitos electorales como el constreñimiento al sufragante.

(Le puede interesar: A prisión hombre señalado de compra de votos para la congresista Margarita Restrepo)

Uno de los casos más conocidos fue el de la exsenadora Aída Merlano, quien al parecer pertenecería a una organización conocida como “Casa Blanca”, dedicada a la compra de votos en el departamento de Atlántico por un valor de $40.000. Su proceso se encuentra en investigación por la Corte Suprema de Justicia y la excongresista está privada de su libertad.