Juez envía a la cárcel a supuesta red de proxenetas en el Meta

Los capturados deberán responden por los cinco delitos que la Fiscalía les imputó. Entre los capturados estarían un profesor de inglés, un cantante de un centro comercial, un músico de programa radial y un conductor.

Las imágenes, videos y audios recaudados por la Fiscalía fueron amparados por testimonios y denuncias interpuestas por los padres de cuatro de las víctimas .AFP

Un juez de garantías envió a la cárcel, en las últimas horas, a cuatro integrantes de una red de proxenetas señalados de explotar sexualmente a estudiantes de un colegio ubicado en el oriente de Villavicencio (Meta). Entre los capturados estarían un profesor de inglés, un cantante de un centro comercial, un músico de programa radial y un conductor.

Así, la Fiscalía responsabiliza a Yesid Bernal Leal, profesor de 60 años de edad; Carlos Andrés Agudelo Roldán, conductor de 29 años; Henry Mauricio Pérez Alvarado, cantante de 42 años; y Robinson Jair Céspedes Rodríguez, músico de programa radial de 23 años, de integrar esta organización.

Durante la audiencia, la Fiscalía les imputó a estas cuatro personas los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, suministro de sustancias alucinógenas, proxenetismo, utilización de medios técnicos para la solicitud de demanda sexual y utilización de menores para cometer delitos.

Investigadores de la Fiscalía establecieron que el propósito de los presuntos integrantes de esta red, quienes fueron capturados por el CTI con el apoyo del Gaula, era contratar niñas para ofrecerles dinero a cambio de servir de acompañantes y sostener relaciones sexuales con hombres que, según las pesquisas, pagaban hasta $100 mil.

Las menores de edad, al parecer, eran conducidas hasta una finca del profesor que haría parta de esta organización y allí las inducían a consumir estupefacientes. La investigación también pudo constatar la existencia de un grupo de WhatsApp llamado Las muñecas de la mafia.

En este grupo compartían el material explícito de las menores de edad que eran abusadas y, asimismo, hacían ofrecimientos con la virginidad de las menores. Las imágenes, videos y audios recaudados por la Fiscalía fueron amparados por testimonios y denuncias interpuestas por los padres de cuatro de las víctimas quienes, ante las autoridades, relataron diversas presiones y agresiones contra sus hijas en septiembre de 2016.