La funcionaria judicial acogió la petición de la Fiscalía.

Juez envía a prisión a 10 personas de la Fundación Peces Vivos por supuesto maltrato de niños

Según la investigación, la fundación estaría incurriendo en prácticas inadecuadas con menores a quienes, supuestamente, les ocasionaban dolor físico y los sujetaban de sus extremidades en las camas o las sillas.

Las capturas de las diez personas se realizaron el pasado 19 de octubre en la capital tolimense por orden judicial.Archivo particular.

La jueza 7 de garantías de Ibagué envió a la cárcel a diez funcionarios de la fundación Peces Vivos por, presuntamente, torturar física y psicológicamente a menores con discapacidad mental. Entre los funcionarios que fueron enviados a prisión se encuentra Johana Dignore Rodríguez, directora y representante legal de la fundación; y Yeniffer Stefany Salcedo, psicóloga de la fundación.

Las capturas de Rodríguez y Salcedo, y de las ocho personas restantes, se realizaron por orden judicial el pasado 19 de octubre en la capital tolimense y, ante una funcionaria judicial, el organismo investigativo les imputó de tortura agravada, concierto para delinquir y ocultamiento, alteración o destrucción de elementos de material probatorio. (Lea: Maltrato a niños en Ibagué: los amarraban 'por protocolo médico, no para torturarlos')

La investigación dice que la fundación Peces Vivos –operadora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) y que funciona en la modalidad de internado para discapacitados mentales– estaría presuntamente incurriendo en prácticas inadecuadas con los menores a quienes, supuestamente, les ocasionaban dolor físico y los sujetaban de sus extremidades a las camas o las sillas.

Asimismo, la Fiscalía determinó que los menores eran sometidos a tratos crueles y denigrantes, y con protocolos que no son acordes a los lineamientos expedidos para la fundación. En la diligencia judicial, el fiscal del caso manifestó que dichas contenciones no contaban con la aprobación de médico psiquiatra tratante de los menores, sino que, al parecer, serían las psicólogas quienes ordenaban el suministro de medicamentos. (Le podría interesar: Así era la "casa del terror", donde torturaban a niños con discapacidad en Ibagué)

De esta manera, según el ente investigativo, faltaban de manera flagrante “a los protocolos de buenas prácticas médicas y reguladas por el Ministerio de Salud”. Así las cosas, la funcionaria judicial envió a la cárcel a Dignore Olaya, Ángel Duvan Serna, Jenny Carolina Camelo, Edisson Jaber Calderón, Paula Andrea Patiño, Claudia Lorena Pedraza, Claudia Maritza Flórez, Johana Dignore Rodríguez y Yeniffer Rodríguez Salcedo. Mientras avanzan las investigaciones, los procecados deberán permanecer en la cárcel Coiba de Picaleña.