Juez ordena libertad para el periodista Miller Rubio

Pese a la decisión de la juez, continuará la investigación al periodista por sus presuntos vínculos con la organización de Pedro Nel Rincón, más conocido como “Pedro Orejas”, condenado a 20 años de prisión.

Archivo El Espectador.

Una juez ordenó este viernes la libertad del periodista Miller Rubio, capturado el martes por la Dijín de la Policía por el delito de concierto para delinquir. La juez 73 de garantías incluso discutió con  la Fiscalía, indicando que el exreportero de CM& se ha presentado varias veces ante las autoridades judiciales y ya habían concertado con él una audiencia de imputación de cargos para agosto. Puntualmente, la juez le reprochó al ente acusador que pese a existir una fecha para la imputación, la Fiscalía no haya esperado y haya decidido capturar a Rubio.

De igual forma, ante otra de las acusaciones hechas al periodista por supuestamente dilatar el proceso en su contra, la jurista señaló que tampoco hay una evidencia de que Rubio esté intentando obstruir la justicia en tanto ha asistido a todas las citaciones que le ha hecho la Fiscalía.

“No se puede decir que haya pruebas de que presuntamente seguirá desinformando al país a través de los medios de comunicación", indicó la juez del caso, que además descartó que el periodista represente un peligro para la comunidad o para el proceso que se adelanta en su contra. “No se puede pretender que después de ocho años se diga que el señor Rubio ponga en peligro a la comunidad", agregó la juez.

La juez 73 de garantías manifestó su dictamen luego de escuchar los argumentos de la Fiscalía, que acusa a Rubio de haber alternado su oficio como reportero del noticiero CM& con trabajos que hacía para la organización del esmeraldero Pedro Nel Rincón, más conocido como “Pedro Orejas”, condenado a 20 años de prisión por homicidio, pena que actualmente está purgando en la cárcel La Picaleña de Ibagué.

Pese a la decisión judicial, Rubio seguirá vinculado a la investigación en su contra. Esto, teniendo en cuenta que en el fallo la juez también indicó que las evidencias llevan a inferir la presunta autoría del delito de concierto para delinquir, por las interceptaciones mostradas de la Fiscalía como pruebas en contra del periodista, acusado también de fabricación y porte de armas.

En una de las interceptaciones telefónicas a las llamadas de Rubio se oye cómo él se pone de acuerdo con gente de la organización de “Pedro Orejas” para que varios reporteros cubrieran la noticia del hallazgo de una caleta de armas de fuego que pertenecían al esmeraldero, hecho  que modificaron para desviar la atención de la Fiscalía.

Por este trabajo, según la Fiscalía, Rubio habría recibido millonarias sumas de dinero que habría utilizado para comprar carros, propiedades y títulos. Esta es una de las acusaciones que deberá probar la Fiscalía para demostrar la relación entre el periodista y la organización ilegal.

Temas relacionados