Juicio de Santiago Uribe Vélez continuará el próximo 27 de octubre

Su defensor, Jaime Granados, expondrá ese día por qué cree que deberían ordenarse más pruebas de las que aprobó el juez del caso. A la Fiscalía sólo le aprobaron ocho de los 28 testimonios que pidió.

Santiago Uribe, mientras era trasladado por el Inpec hacia la primera audiencia de su juicio.Foto: Luis Benavides

Este viernes 13 de octubre comenzó en el Juzgado Primero Especializado de Antioquia el juicio contra Santiago Uribe Vélez, quien fue acusado por la Fiscalía de haber sido uno de los promotores del grupo paramilitar Los 12 Apóstoles en el norte antioqueño, en los años 90. Es señalado de los delitos de concierto para delinquir y homicidio. La audiencia preparatoria empezó a las 9:30 de la mañana en Medellín. Santiago Uribe fue trasladado por el Inpec desde la guarnición militar Juan del Corral, en Rionegro, y en la sala se encontraba su sobrino, Tomás Uribe Moreno, hijo del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

De los 28 testimonios que solicitó la Fiscalía, el juez del caso aprobó ocho, entre los que se encuentran el exjefe paramilitar Julián Bolívar; Luis Ernesto Espinel, alias el Reñojero, y el mayor (r) del Ejército Juan Carlos Rodríguez, alias Zeus. Este último condenado tras haberse convertido en ficha clave dentro del Ejército del capo del cartel del norte del Valle, Diego Montoya, y señalado de tener nexos con paramilitares. Entre los testimonios rechazados a la Fiscalía figura Iván Velásquez Gómez, procurador en esa época, quien luego se convirtió en el coordinador “estrella” de las investigaciones por parapolítica en la Corte Suprema.

(En contexto: A un día del comienzo del juicio contra Santiago Uribe, alias “Gordolindo” sale en su defensa)

La Fiscalía llega a este juicio con el convencimiento de que Santiago Uribe Vélez, junto a otros ganaderos “prestantes” de Yarumal y sus alrededores e integrantes de la Fuerza Pública patrocinaron la creación de un grupo paramilitar que terminó siendo conocido como Los 12 Apóstoles porque en él participaba, supuestamente, el sacerdote de Yarumal, Gonzalo Palacio. La Fiscalía sostiene la tesis de que los crímenes de Los 12 Apóstoles fueron sistemáticos y generalizados, es decir, de lesa humanidad, y que se cometieron contra tres perfiles específicos: supuestos auxiliadores de la guerrilla, prostitutas y delincuentes comunes.

De los 49 testimonios pedidos por la defensa de Uribe se aceptaron sólo nueve, lo cual “sorprendió” al abogado Jaime Granados, representante del acusado. Entre los testigos refutados estaba, el expresidente Álvaro Uribe Vélez, y el exdirector de la Policía y actual vicepresidente, general (r) Óscar Naranjo. También estaba Juan Carlos el Tuso Sierra, que habría sido solicitado “para que declare todo cuanto le conste de la eventual relación de Santiago Uribe Vélez con grupos armados ilegales operando en el departamento de Antioquia. Lo anterior teniendo en cuenta la pertenencia del testigo en dichas estructuras armadas ilegales”.

“Hicimos una solicitud muy detallada, ampliamente argumentada, y nos ha sorprendido, lo digo con mucho respeto, que el señor juez no lo haya tenido en cuenta. Tengo que reconocer que, en un acto de gallardía, la Fiscalía, el Ministerio Público y hasta la parte civil apoyaron mi petición o no se opusieron, primera vez que ocurre en este proceso”, digo Granados. Y agregó: “Creo que a todos los impactó tanto que el juez negara la mayoría de pruebas que no objetaron que yo argumentara la apelación en la próxima audiencia”.

(Le puede interesar: Los detalles del caso Santiago Uribe)

Así las cosas, la audiencia continuará el próximo 27 de octubre. Granados solicitó que ese día le permitieran exponer oralmente su apelación, la cual deberá resolver el Tribunal Superior de Antioquia. La próxima semana la Corte Suprema de Justicia se reunirá en Sala Plena para discutir la tutela que presentó Santiago Uribe, en la cual pidió fuera dejado en libertad, solicitud que ya negaron el Juzgado Primero Especializado de Antioquia y el Tribunal Superior de Medellín. Santiago Uribe Vélez, a quien la justicia trató de investigar desde 1995 pero luego declaró resolución inhibitoria, se ha declarado siempre inocente.