"Julián Quintana utilizó al CTI para perseguir al uribismo": Jaime Lombana

El abogado del almirante (r) Álvaro Echandía cuestionó las declaraciones hechas por el exfuncionario en contra del director de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI).

El abogado Jaime Lombana, quien defiende los intereses del almirante (r) Álvaro Echandía presentará en los próximos días una denuncia en contra del exdirector del CTI, Danny Julián Quintana por las declaraciones hechas en contra del actual director de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) en las que lo vinculó de haber presionado y haber entregado información en el denominado caso ‘hacker’.

Lombana asegura que llama la atención que después de dos años Quintana reconozca que se presentaron errores en la investigación que se adelantó por las interceptaciones ilegales a los negociadores de las Farc que hacían parte del proceso de paz en La Habana (Cuba). En su concepto, es curioso que después de salir de la Fiscalía asegure que no había pruebas para vincular a nadie.

Para el jurista, fue Quintana quien líderó el operativo de allanamiento a la oficina del ‘hacker’ Andrés Fernando Sepúlveda y el que hizo comentarios en medios de comunicación sobre el caso. El abogado insiste que desde la Fiscalía se emprendió una estrategia de persecución en contra de los representantes del uribismo, principalmente Óscar Iván Zuluaga y Luis Alfonso Hoyos.

“No porque ahora tenga unos contratos que no sabemos a qué corresponden sale el señor Quintana a atribuirle la persecución que se dio contra el uribismo desde la Fiscalía de manera infame al almirante Echandía”, precisó Lombana al citar las acciones que se tomaron contra Zuluaga y su familia justo en la segunda vuelta de la campaña presidencial.

¿Por qué permitió Julián Quintana que se le imputarán cargos a Luis Alfonso Hoyos y hacer que se exiliara del país si él sabía que no había pruebas suficientes para eso? El señor Quintana debe responder criminalmente por esos abusos, esas persecuciones y desafueros que se dieron en esta Fiscalía”, indicó el jurista quien considera que las declaraciones del exdirector del CTI carecen de veracidad.