Justicia española autoriza la extradición de director "porno" a Colombia

El español Pablo Lapiedra es acusado de haber filmado películas pornográficas con niños.

La justicia española ha autorizado la extradición a Colombia del director y productor español de cine "porno" Pablo Lapiedra, al que el país sudamericano acusa de haber filmado películas pornográficas con niños.

La Audiencia Nacional, principal instancia penal española, decidió "acceder en fase jurisdiccional" a la extradición de Lapiedra para que sea juzgado por "un delito de inducción a la prostitución y pornografía con menores de edad", según un auto judicial, hecho público este miércoles.

Lapiedra, quien se encuentra en libertad bajo fianza en España, rechazó el pasado 6 de septiembre ser extraditado a Colombia y pidió ser juzgado en España, en una vista celebrada en la Audiencia Nacional.

Un tribunal de tres magistrados, presidido por el juez Félix Alfonso Guevara, decidió acceder a la entrega de Lapiedra "en primer lugar, atendido el principio de territorialidad, al haberse cometido los hechos en el citado país (Colombia)", según la misma fuente.

Además, consideró que el hecho de que el director porno regresara a España tras producirse los hechos "constituye una sustracción de facto de la jurisdicción colombiana".

Por ello, la justicia española concede la extradición de Lapiedra, aunque la última palabra la tendrá el gobierno español, que deberá autorizar o no la extradición.

Lapiedra había sido detenido el pasado 17 de marzo en Barcelona (Cataluña, noreste) en cumplimiento de una orden emitida por Interpol, como consecuencia de la petición colombiana.

El detenido es sospechoso de haber grabado vídeos pornográficos en Colombia con menores, a las que se falseaba su edad para simular que eran mayores.

Las investigaciones de la policía colombiana se iniciaron en 2008 después que un rector de un instituto de Medellín pusiera una denuncia cuando algunos de sus alumnos alertaran de un vídeo pornográfico protagonizado por una compañera de 16 años.

El vídeo se encontraba a la venta en internet junto a otros similares protagonizados por jóvenes colombianas y, según la policía, el estudio de los vídeos ha permitido determinar que el cámara de los vídeos, donde aparecía la joven, era Pablo Lapiedra.