Miliares en retiro respaldan al presidente Duque y critican a la Comisión de la Verdad

La Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (ACORE) manifestó su respaldo al nuevo presidente de Colombia y también manifestaron su preocupación por la parcialidad en el esclarecimiento de la verdad.

La Comisión de la verdad buscará durante tres años explicarle al país lo que sucedió en medio siglo de guerra. Archivo

A través de una carta publicada en la página de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (ACORE), varios oficiales en retiro, que hacen parte del Centro de Análisis del Conflicto Interno, expresaron su apoyo al gobierno entrante y al presidente Iván Duque. "Nos ponemos a sus órdenes para plantear razonamientos que permitan tomar decisiones acertadas y que, al mismo tiempo, impidan la presencia en los ámbitos oficiales de textos o informes que no se ajusten exactamente a la realidad de los hechos", dice la misiva. 

(Lea: Comisión de la Verdad puede seguir adelante)

Además de enviarle un mensaje de apoyo al presidente Duque, los oficiales (r) expresaron su preocupación por el trabajo que viene desarrollando la Comisión de la Verdad en el marco de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). “Las comisiones de la verdad que han operado en Colombia y en otros países, sin excepción, han terminado inculpando injustificadamente al Estado y a sus organismos de seguridad de la criminalidad ocurrida durante los respectivos conflictos, convirtiendo así a las autoridades oficiales en victimarios y a los terroristas de las organizaciones al margen de la ley en víctimas”, señala el comunicado.

Puede leer Los archivos de inteligencia para reconstruir la verdad

Los firmantes de la carta aseguraron que estos hechos no se pueden repetir en la Comisión de la Verdad en Colombia, que está en el momento bajo la dirección del padre Francisco De Roux. “Los poderes ejecutivo, legislativo y judicial deben verificar que los informes que se presenten a la Comisión de la Verdad sean imparciales y garanticen ecuanimidad y justicia”, dice la carta.

En marzo pasado, la Corte Constitucional se pronunció sobre el tema y respaldó unánimamente la creación de la Comisión de la Verdad. Con ponencia de la magistrada Diana Fajardo, el alto tribunal declaró exequible el decreto 588 de 2017, mediante el cual se organizó la Comisión. Según los postulados de la norma, el nombre completo del grupo es: Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, y su propósito fundamental es el de “contribuir al esclarecimiento de lo ocurrido, de acuerdo con los elementos del mandato y ofrecer una explicación amplia de la complejidad del conflicto, de tal forma que se promueva un entendimiento compartido en la sociedad”.

También lea: “La Comisión de la Verdad puede acceder a toda la información requerida para cumplir su mandato”: padre De Roux

Por su parte, en una entrevista con El Espectador el padre De Roux señaló que la Comisión puede acceder a la información necesaria para poder esclarecer la verdad. “La Comisión es una institución de Estado, que ejerce su función en todo el país y que tiene la facultad de acceder a toda la información requerida para cumplir en su mandato. Esa facultad es sobre testimonios y archivos históricos, pero también tiene la facultad de acceder a información reservada y de inteligencia y contrainteligencia, con parámetros definidos en decreto 588 de 2017 y confirmados por la Corte Constitucional, que definen el cuidado con que se han de guardar esos archivos y el tipo de conversación que se haga con las entidades, que debe ser un diálogo a fondo para una construcción seria de la verdad”.

Puede ver la entrevista completa aquí: “La Comisión de la Verdad puede acceder a toda la información requerida para cumplir su mandato”: padre De Roux