A la cárcel tres militares retirados por nuevo escándalo de "chuzadas"

Los exuniformados son señalados de obtener de manera ilegal información reservada de empresas, políticos, integrantes de la fuerza pública, funcionarios judiciales y particulares, para venderla a terceros interesados.

Archivo

El nuevo escándalo de interceptaciones ilegales que destapó la Fiscalía General de la Nación tiene como protagonistas a tres coroneles en retiro y a una exfuncionaria del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.  Son investigados por presuntamente hacer parte de una red criminal señalada de obtener ilegalmente información reservada de empresas, políticos, integrantes de la fuerza pública, funcionarios judiciales y particulares, para luego venderla a terceros.

Este lunes, el juez 29 Penal Municipal de Cali decidió enviarlos a prisión preventivamente mientras avanza el caso en su contra. Se trata de Carlos Andrés Pérez Cardona, coronel en retiro del Ejército Nacional y jefe de seguridad del alcalde de Ipiales. Jorge Humberto Salinas, coronel en retiro del Ejército Nacional, especialista en inteligencia. Y Luis Mesías Quiroga Cubillos, mayor en retiro del Ejército del Ejército. Entre tanto, María Alicia Pinzón Montenegro, la exfuncionaria del Mintic permanecerá detenida en su residencia.

(Le puede interesar: General (r) Humberto Guatibonza será escuchado en interrogatorio por la Fiscalía)

A estas cuatro personas la Fiscalía les endilgó los cargos de concierto para delinquir agravado, utilización ilícita de redes de comunicación, interceptación de datos informáticos agravado, acceso abusivo a un sistema informático agravado y violación de datos personales agravado. En la audiencia desarrollada este lunes, el juez además legalizó los siete registros y allanamientos realizados por el CTI de la Fiscalía en Cali, Bogotá e Ipiales (Nariño), y avaló la incautación de dispositivos electrónicos USB, CDS, discos duros, computadores, decodificadores y teléfonos celulares.

El ente investigador asegura que los militares y la mujer, quién sería la "dama de las interceptaciones", hacían parte de una red que tenía como fachada dos empresas de seguridad en Cali e Ipiales (Nariño), para recibir acopiaban datos reservados y de inteligencia. Específicamente de movimientos, ubicación y desplazamientos de particulares y funcionarios en las ciudades de Bogotá, Medellín y Bucaramanga. Para ello, usaban equipos de última generación a los que, al parecer, tenía acceso Pinzón Montenegro.

(Le podría interesar: Ejército contribuirá en investigación de red de “chuzadas” ilegales)

"En varias conversaciones telefónicas conocidas en la investigación, se estableció que los dos coroneles en retiro permanentemente contactan a la mujer y le ofrecían $3’000.000 por paquetes mensuales de información, comunicaciones interceptadas en tiempo real y datos informáticos. Los elementos en poder de la Fiscalía también pusieron al descubierto viajes a Ecuador de los oficiales en retiro Jorge Humberto Salinas Muñoz y Luis Mesías Quiroga, en los que habrían contactado entidades de ese país para ofrecerles paquetes de servicios", señaló la Fiscalía en un comunicado.

El fiscal del caso reveló que uno de los orígenes de este caso está relacionado con una denuncia interpuesta el 4 de mayo 2017, por el robo de vehículos de carga en la carretera Panamericana, entre Nariño y Valle del Cauca. ¿Por qué? Porque en las interceptaciones que hizo la Fiscalía en ese caso, aparecieron conversaciones telefónicas que daban cuenta de una mujer de nombre Mary, capaz de intervenir equipos móviles. "Las verificaciones determinaron que la persona mencionada en las comunicaciones era María Alicia Pinzón, quien, al parecer, negociaba la entrega de información interceptada de llamadas, sistemas de mensajería y correos electrónicos", agregó la Fiscalía.

 (Lea también: Capturan a oficiales en retiro involucrados en ‘chuzadas’ ilegales)

Temas relacionados