“La corrupción se volvió algo normal”: Alejandro Lyons

El exgobernador de Córdoba reveló en entrevista con ‘W Radio’ la radiografía del saqueo al departamento, admite que se equivocó y pidió perdón. En diez meses en colaboración con la justicia dice que aún no se han tomado decisiones contra todos los involucrados de quienes señala están obstruyendo su colaboración con la Fiscalía.

Alejandro Lyons, exgobernador del departamento de Córdoba. Cortesía El Heraldo

Diez meses después de estar en Estados Unidos, este martes el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, habló en exclusiva con la ‘W Radio’ sobre los escándalos de corrupción en los que ha estado involucrado, y su papel como testigo clave de la Fiscalía en el ‘cartel de la toga’. Lyons a sus 36 años reconoció que se equivocó y pidió perdón a su familia y a los electores cordobeses que lo eligieron como gobernador y defraudó al robar los dineros del departamento. El exmandatario aseguró que si va a pagar cárcel en Colombia pero espera que sea en un centro de reclusión especial para que no se comprometa su seguridad. (Le puede interesar: La jugada que ganó Edwin Besaile).

“Todas las noches le pido a Dios salir de esta situación, no se que voy hacer cuando mis hijas estén mas grandes para explicarles lo que hice. He metido en problemas a mi papá por ser la única persona con la que cuento. Espero quitarme ese peso de encima que he cargado por todos estos años”, afirmó Lyons.

En la entrevista, Lyons quien reside desde abril desde el año pasado en Miami (Florida), revela la radiografía de la corrupción en Córdoba, los compromisos que adquirió en su campaña, entre ellas las coimas que dice se comprometió a entregarle al hoy detenido senador Musa Besaile. Las reuniones que sostuvo con Roberto Prieto exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos. “Tengo una anécdota con Roberto Prieto, yo no lo conocía a él. Le ofrecí whisky, me dijo no, no tráeme aguardiente, me tocó mandar a comprarle una botella, duró dos o tres horas conversando. Conversamos de todo, de la situación del país, de la campaña", dijo., pero afirmó según él que no se firmaron compromisos de puestos.  (Le puede interesar: Los secretos del pacto de Alejandro Lyons con la justicia).

El exgobernador también cuestionó que la Fiscalía no ha avanzado en el proceso contra el actual gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, de quien dice está haciendo campaña para que salga elegido Johny, hermano de Musa Besaile, que actualmente está aspirando al Congreso. También lo acusa de tener un plan para frenar su proceso de colaboración con la Fiscalía, “este señor no solo se ha quedado en el terreno de obstruir a través de su abogado, esta pagando testigos para que declaren en nuestra contra, se burla de todo el mundo diciendo que por sus acuerdos políticos no le va a pasar nada. Las pruebas que yo he entregado contra él son contundentes, me tiene desconcertado pero será la Fiscalía la que tenga que evaluar y decidir que va hacer con él. La Fiscalía no puede ser tan ingenua y pensar que contra mí no va a haber retaliaciones", indicó. 

En cuanto a la situación del exsenador Bernardo Elías, su cuñado, afirma que lamenta la situación que está enfrentando pero se sostiene en que va a declarar en su contra. “Diré lo que se cuando la justicia lo requiera”. Sobre su relación con el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno y el abogado Leonardo Pinilla, los dos en proceso de extradición a Estados Unidos, aseguró que los conoció cuando ejercía como abogado litigante pero fue solo hasta el 2016 que Moreno le ofreció sus servicios. “Siendo fiscal me buscó en mi casa y no le di plata. Nunca le entregué ningún peso a Moreno. Obviamente me estaban pidiendo plata desde noviembre de 2016, y como no accedí, terminaron imputándome cargos", indicó. (En contexto: El “dossier” del político que hundió al fiscal anticorrupción).

No obstante, en el crimen del director de regalías del departamento, Jairo Alberto Zapa Pérez, ocurrido en agosto de 2014, no está cobijado en el acuerdo que Lyons logró con la Fiscalía. Zapa Pérez, salpicado en este desfalco a la región, fue encontrado en una fosa común ubicada muy cerca de una finca del papá del exmandatario cordobés. Lyons afirmó: “no tengo absolutamente nada que ver en eso, el tema se convirtió en un ring político en el que se han rumorado muchas cosas, esto tiene que ver con personas con las que tuvo negocios, que los responsables paguen por esto”, aseguró. 

En cuanto al papel que jugó en todo el entramado de corrupción su amigo Samy Spath Storino, indicó que es testigo de los dineros que entregó, “al ser testigo y ser mencionado por mi lo han tratado de venderlo como un capo, el gran cerebro, para limitar su capacidad de negociación de la justicia, quieren evitar que sea testigo de la Fiscalía”, denunció.

El principio de oportunidad que ya avaló un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá para el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, ha sido cuestionado por ocultarle bienes a la Fiscalía. “He cumplido, mi colaboración ha sido confiable, contundente y eficaz. Frente al tema de los bienes nunca le he ocultado a la Fiscalía. Me pidieron que la entrega de dinero fuera en efectivo y he tenido dificultades para hacerlo, habría sido más fácil cumplir con la justicia si me hubieran permitido la entrega de bienes”, aseguró.

El exmandatario aceptó cargos por los delitos de peculado por apropiación, celebración de contratos sin cumplimiento de los requisitos legales. A pesar de que la Fiscalía documentó que se habría apropiado de $8.700 millones de Córdoba, con el principio de oportunidad tendrá que devolver menos de la mitad de lo que se robó. Si la Corte Suprema avala el preacuerdo que trabaja con la Fiscalía, el delito de concierto para delinquir lo compensará con una condena de cinco años en prisión, que podrá reducir con estudio y trabajo.