La defensa de Santiago Uribe Vélez en la recta final de su juicio

Noticias destacadas de Judicial

Desde 2016, Santiago Uribe Vélez, hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez, fue llamado a juicio por el homicidio de un campesino en Yarumal (Antioquia). La Fiscalía asegura que participó del crimen como parte del grupo paramilitar Los 12 Apóstoles. La defensa del ganadero insistió en su inocencia.

Camilo Barrientos fue un campesino asesinado el 24 de Bfebrero de 1994 en Yarumal (Antioquia), por cuyo caso Santiago Uribe Vélez, hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez, enfrenta un juicio por homicidio y concierto para delinquir. La Fiscalía le sigue la pista al ganadero desde los noventa, cuando fue mencionado como presunto miembro del grupo paramilitar Los 12 Apóstoles y, ahora, tras un extenso proceso judicial, su defensa presenta los alegatos finales. El abogado Jaime Granados, su apoderado, sostuvo que es inocente.

En contexto: Antioquia y el origen de los 12 Apóstoles.

“Hay testigos que saben que están mintiendo. Que terrible circunstancia es poder decidir cuando sí y cuando no”, dijo el abogado Jaime Granados durante la audiencia de alegatos de conclusión este martes ante el Tribunal de Medellín. Las diligencias que se llevarán a cabo durante esta semana corresponden al último paso antes de que los magistrados tomen una decisión final en en el proceso que se le sigue a Santiago Uribe Vélez.

Granados alegó ante el juez que su cliente es mencionado por testimonios que solo son conjeturas: “¿Camilo Barrientos era alguien que fue asesinado en el predio de La Carolina (propiedad de Santiago Uribe Vélez en la década del 90)? No. ¿Camilo Barrientos tenía relación con Santiago Uribe Vélez? No. ¿Camilo Barrientos tuvo algún problema o discusión con Santiago Uribe Vélez? No. ¿Se conocían? No. ¿Qué relaciona a mi cliente con el homicidio de Camilo Barrientos? Absolutamente nada”, dijo en audiencia.

Además, la defensa del hermano del expresidente Uribe agregó que el grupo Los 12 Apóstoles, una extinta organización protagonista de homicidios, desplazamientos e intimidaciones en Antioquia, ha sido ubicada históricamente en Yarumal, municipio donde no habría registros de participación de Santiago Uribe Vélez. Incluso, Granados le dijo al juez que la hipótesis investigativa de la Fiscalía, según la cual, la hacienda La Carolina es el vínculo entre el homicidio del campesino Barrientos y Uribe, no tendría pies ni cabeza.

Sobre los predios de la familia Uribe Vélez, el ente investigador cuenta con el testimonio del campesino Eunicio Pineda, quien trabajó en la hacienda El Buen Suceso. Pineda le dijo a la Fiscalía que allí se reunían supuestos hombres armados y, además, que miembros de la Policía participaban de los encuentros. Ahora el testigo está exiliado en Europa porque “lo querían matar”, según la Fiscalía, pero el abogado Granados contrapunteó indicando que habría que valorar su situación mental.

En contexto: El proceso paralelo del hermano de Álvaro Uribe por paramilitarismo en Antioquia.

“A diferencia de los otros testigos, Pineda no se presenta como un actor violento sino como una alegada víctima, y como tal merece todo el respeto. Pero como testigo, el elemento cognoscitivo es fundamental para poder apreciar cualquier prueba. La salud mental es fundamental para decir lo que se dijo y a que obedece lo que se dijo”, agregó Granados, sobre este punto que ha sido discutido ampliamente en el proceso. Hasta ahora, la defensa de Uribe Vélez no ha podido demostrar el supuesto deterioro mental del testigo.

Asimismo, la Fiscalía cuenta con el testimonio del mayor (r) Juan Carlos Meneses, quien era comandante de la Policía de Yarumal cuando Los 12 Apóstoles delinquían en Antioquia. El uniformado es pieza clave en el rompecabezas, pues gracias a su testimonio el caso se reabrió en 2010, luego de haberse archivado durante 11 años. De acuerdo con Meneses, en 1993 el comandante saliente, capitán Pedro Benavides, le indicó que tenía que colaborar con un “grupo de personas que hacía limpieza social”. Incluso, hay grabaciones en las que tanto Meneses como Benavides aceptan haberse relacionado con esta estructura paramilitar.

La Procuraduría fue alertada de la situación en 1995, cuando la Fiscalía abrió por primera vez la indagación contra el clan paramilitar. De acuerdo con la investigación contra Santiago Uribe Vélez, el Ministerio Público habría reunido testimonios de personas que protegieron su identidad, quienes habrían dicho que el hermano del expresidente, ganaderos de la región, miembros de la Policía y hasta un sacerdote se habrían reunido para crear un ejército privado en Yarumal. Y esa organización, de acuerdo con la Fiscalía, sería responsable de la muerte del campesino Camilo Barrientos.

Lea también: Archivan caso a Santiago Uribe Vélez por presunta financiación a frente paramilitar.

Comparte en redes: