Es conocida como "La Primera Dama de la Corte Suprema"

La esposa del exmagistrado Bustos aspira a sancionar a abogados y jueces

Martha Cristina Pineda, exfiscal y exprocuradora judicial, fue ternada por el presidente Juan Manuel Santos como candidata a la Sala de Disciplina Judicial del tribunal. Su postulación vuelve a ser polémica por los vínculos que tendría su esposo con el caso del exfiscal anticorrupción, Gustavo Moreno.

El magistrado Bustos llegó a la Corte Suprema de Justicia en 2008. Fue presidente del alto tribunal en 2015.Archivo

Para llegar a la Sala de Disciplina Judicial del Consejo Superior de la Judicatura, la Presidencia y el propio tribunal presentó a finales del año pasado, las siete ternas para que el Congreso elija a los miembros de este organismo nuevo que introduce la última reforma de equilibrio de poderes. Desde que se conocieron los 21 candidatos, hubo uno que llamó especialmente la atención. Se trata de Martha Cristina Pineda, exfiscal y exprocuradora judicial y, además, la compañera del exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, José Leonidas Bustos, hoy envuelto en el escándalo de corrupción del exfiscal, Luis Gustavo Moreno. (Investigación contra Gustavo Moreno por corrupción aterrizó en la Corte Suprema)

La Sala a la que quiera llegar Pineda hace parte de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial, el único órgano nuevo que se salvó de la polémica reforma al equilibrio de poderes el año pasado, iniciativa del gobierno Santos que contemplaba importantes cambios para la Rama Judicial en el país. El trabajo de este nuevo organismo, que tendrá siete magistrados. es el de  juzgar a jueces y abogados, e imponer sanciones de ser necesario. Por eso, el nombramiento de Pineda no ha pasado inadvertido. Si la Comisión de Disciplina Judicial es la llamada a juzgar sancionar jueces, resulta controversial que una de las postuladas sea la esposa de quien ocupara la presidencia de una de las altas cortes, y que ahora esté vinculado a un caso de corrupción. (Todo listo para la elección de la Comisión de Disciplina Judicial)

Desde el momento de su nombramiento en la terna, varios sectores expresaron su rechazo. Cesar Rodríguez Garavito le dijo a la revista Semana, que consideraba la postulación de Pineda de difícil presentación “dada la imagen de clientelismo y nepotismo con la que carga la rama judicial. (…) El hecho de que el exmagistrado Bustos hubiera sido recientemente presidente de la Corte Suprema y que en esa posición hubiera participado en el debate de varios puntos de la reforma, en donde se aprobó la creación del nuevo órgano, genera por lo menos suspicacia y alimenta la imagen de descrédito que ha venido creciendo en la ciudadanía con relación a la rama judicial”. (Las propiedades de los exmagistrados que serían investigados por corrupción)

Esa imagen a la que hace referencia César Garavito, recibió el martes pasado una estocada para desmejorar, todavía más, la impresión de los ciudadanos. El escándalo nace por cuenta de unas grabaciones que le entregó la DEA a la Fiscalía en las que se escucha al exfiscal Moreno hablar con el abogado Leonardo Pinilla, pidiéndole dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, a cambio de entorpecer los procesos que cursaban contra él. En esos audios, además, las autoridades identificaron los nombres de tres exmagistrados de la Corte Suprema: Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte y Camilo Tarquino. Bustos no se ha pronunciado por el tema, y tampoco lo ha hecho su esposa, Martha Cristina Pineda, quien sigue ternada para convertirse en magistrada de la Sala de Disciplina Judicial. (El embajador de la India, de la justicia)

Aspirantes a quedarse con el mismo puesto que quiere Pineda han expresado su inconformidad con la postulación de la esposa del exmagistrado. Cuando se conocieron los nombres de los ternados, fueron los mismos congresistas los que levantaron su voz de rechazo. La representante a la Cámara de la Alianza Verde, Angélica Lozano, fue una de ellas. Dijo que el Congreso debe verificar muy bien los antecedentes de los ternados para no elegir a alguien que tenga un manto de duda en su contra pues esta sala “es la máxima instancia moral desde donde se juzgará en adelante a los jueces”. 

Lozano hacía referencia a dos puntos de la hoja de vida de Martha Cristina Pineda que podrían dejarla por fuera de concurso. El primer de ellos se remonta a 2004, cuando fue declarada insubsistente de la Fiscalía en medio de un escándalo por una supuesta red de fiscales que favorecieron a narcotraficantes. Y el segundo, al hecho de que Pineda hubiera llegado a la Procuraduría cuando Alejandro Ordóñez, amigo de José Leonidas Bustos, fue reelegido en el Ministerio Público en 2012.

Aunque Pineda ha dicho que su nombramiento como procuradora no tiene nada que ver con la amistas de su esposo con el exprocurador, lo cierto es que su nombramiento, como el de muchos otros en la Procuraduría, fue el argumento final con el que el Consejo de Estado destituyó a Ordóñez en septiembre pasado. En la demanda que lo sacó de la Procuraduría, se explicaba que su reelección había estado repleta de conflictos de intereses, desde su postulación hecha por la Corte Suprema. (El expediente Ordóñez)

Como información adjunta a la demanda, los abogados que la presentaron anexaron la lista que hizo La Silla Vacía en la que se explicara que Ordóñez había nombrado en su entidad a amigos o familiares de 31 senadores (quienes lo eligieron) y nueve ex senadores; 22 amigos y familiares de magistrados de las altas cortes (quienes lo postularon), incluyendo de siete consejeros de Estado, de dos magistrados de la Corte Constitucional, de siete magistrados o ex magistrados de la Corte Suprema y de un ex magistrado del Consejo Superior de la Judicatura.

Dentro de esa lista apareció Martha Cristina Pineda, quien por la época de la reelección, la identificaron como una amiga cercana y cuota de Bustos, y Ana Josefa Velasco, exesposa de Bustos. Hoy, 17 de agosto, en entrevista con BluRadio, Ordóñez negó tener una relación cercana con el exmagistrado Bustos y frente al nombramiento de las dos mujeres, dijo que era falso que él estuviera detrás de esa contratación. “Las designó la administración anterior: la del señor Edgardo Maya. Años después me enteré de la relación que tenía con el doctor Bustos”, explicó Ordóñez. (Exprocurador Ordóñez sí habría nombrado a exesposa del magistrado Bustos)

Con estos antecedentes en la hoja de vida de Martha Cristina Pineda, en 2015 apareció uno más que lo hizo realmente famosa. En medio del Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria que se realizó ese año Cartagena, su firma apareció en una invitación que le hizo llegar a las esposas de los magistrados que asistían al evento. La procuradora organizó un programa paralelo organizado para que visitaran el centro histórico de la ciudad y asistieran a una cena en el Fuerte de San Felipe de Barajas. Firmó el papel con su nombre y justo debajo, aparecía lo que sería su cargo: “la primera dama de la Corte Suprema”.

Varios exfuncionarios de la Corte cuestionaron el caso. Dijeron que no podía ser que la esposa del entonces presidente del tribunal se autoproclamara ese puesto. Pineda explicó que no se había autoproclamado nada, eso “fue tomado desde el punto de vista literal, desde el sentido de la palabra. (…) Eso fue por protocolo. En ningún momento estoy usurpando ni funciones ni cargos que no me competen”. Dijo además que si tuviera que volver a firmar la invitación lo haría con mucho gusto porque “no solo soy la primera dama, sino que también soy toda una dama”.

Para la elección de los magistrados de la Sala de Disciplina Judicial, todavía hace falta que el Congreso convoque a una audiencia pública para escuchar a los candidatos y después votar. Mientras tanto, la investigación contra Bustos ya tiene a sus investigadores en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes: los congresistas Edward Rodríguez y Fabio Arroyave.