La excéntrica fiesta que preparaba “Inglaterra” antes de su muerte

Luis Eduardo Padierna Peña se disponía a celebrar el cumpleaños de uno de sus parientes más cercanos en una finca de Chinácota, sin embargo, hombres de su confianza habrían delatado su ubicación.

Inglaterra, según las autoridades, dirigía al clan del Golfo en los departamentos de Norte de Santander, Magdalena y La Guajira.Archivo particular.

Un grupo de música vallenata, damas de compañía y onerosos licores para su círculo más cercano, son algunas de las excentricidades con las que Luis Eduardo Padierna Peña, alias Inglaterra, se disponía a celebrar el cumpleaños de uno de sus parientes cercanos en una lujosa finca ubicada a 4.6 kilómetros del casco urbano del municipio de Chinácota (Norte de Santander). Sin embargo, el agasajo no culminaría por cuenta de sus colaboradores quienes detallaron a las autoridades el lugar exacto donde Inglaterra se disponía a celebrar la noche de este jueves 23 de noviembre.

Estos detalles, y otros que dejó la operación, fueron entregados este viernes por el director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas quien, en rueda de prensa –acompañada por la cúpula de las Fuerzas Militares–, resaltó la importancia de la información entregada por el círculo cercano del tercer hombre del clan del Golfo. Menos de tres meses duró Inglaterra como sucesor de Roberto Vargas Gutiérrez, alias Gavilán, segundo de la organización ilegal y también neutralizado el pasado 31 de agosto en Turbo (Antioquia). (Lea: Venezuela vs Colombia, clave para muerte de “Gavilán”)

Tras una sigilosa investigación, liderada por uniformados de la Dirección de Inteligencia Policial (Dipol) en el marco de la operación Agamenón II, lograron establecer la ubicación de este hombre por cuyo paradero el Gobierno Nacional ofrecía una recompensa de hasta $500 millones. Inglaterra dirigía al clan del Golfo en los departamentos de Norte de Santander, Magdalena y La Guajira, y ordenaba acciones criminales contra la fuerza pública en represalias a los constantes golpes propinados a esta organización.

Con la muerte de Luis Eduardo Padierna Peña se puso fin a una carrera ilegal de cerca de 20 años. Hizo parte del Bloque Bananero de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), al cual se desmovilizó en 2004 con otros 425 integrantes. Sin embargo, Inglaterra continuó en el mundo del hampa y, a principios de este año, fue designado por el máximo líder de esta organización, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, como como jefe de los departamentos de Norte de Santander, Magdalena y La Guajira. (Le podría interesar: "Otoniel", máximo líder del clan del Golfo, quiere someterse a la justicia)

Allí, dicen las autoridades, lideró actividades delictivas de narcotráfico, extorsiones, desapariciones forzadas, homicidios selectivos, contrabando de hidrocarburos y planes pistola. También se desempeñó como líder del componente estructural autodenominado Frente Carlos Vásquez del clan del Golfo en la región del occidente antioqueño, con incidencia en los municipios de Apartadó, Carepa y Chigorodó.

Este nuevo golpe contra el clan del Golfo ha uno de los más importantes contra esa organización al igual que la muerte de Roberto Vargas, alias Gavilán, segundo del clan y quien era buscado tanto por las autoridades colombianas como por las estadounidenses. Este año, además, se suma a la incautación de 13,4 toneladas de cocaína el pasado 8 de noviembre en la región del Urabá.

“Recordemos que durante una operación contra Inglaterra, en agosto de 2015, se accidentó el helicóptero Black Hawk en el que se transportaban 17 uniformados que murieron en ese lamentable hecho. Incluso, días después del accidente, se interceptaron varias comunicaciones de ese criminal en las que celebraba la muerte de nuestros policías. Quiero también rendir homenaje a la memoria del teniente del Ejército, Steven Torres, asesinado en una operación contra esa organización el 28 de agosto”, expresó el ministro de defensa, Luis Carlos Villegas.

Los resultados de Agamenón II, cuya primera fase comenzó en febrero de 2015 y la segunda el pasado primero de junio, ha dejado 176 operaciones de asalto, 527 capturas, 35 neutralizados, 34 toneladas de cocaína incautadas, 16 laboratorios destruidos, 258 armas de fuego, 63.279 cartuchos incautados y 108 granadas. (Le podría interesar: Incautan más de 12 toneladas de cocaína del Clan del Golfo en el Urabá antioqueño)