La investigación contra exfiscal Luis Gustavo Moreno en la Judicatura

La Corte Suprema le compulsó copias por no haber asistido a una diligencia judicial ante ese alto tribunal cuando representaba a Luis Alfredo Ramos. El exparlamentario antioqueño lleva un proceso penal por presuntos nexos con paramilitares.

Luis Gustavo Moreno fue capturado a finales de julio de 2017. Archivo El Espectador

En el escándalo de corrupción que rodea a dos exmagistrados de la Corte Suprema Justicia y que protagoniza el exdirector anticorrupción de la Fiscalía Luis Gustavo Moreno, trascendió ayer que desde que el abogado defendía al excongresista y exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, por sus presuntos nexos con paramilitares, entre 2011 y 2015, ya tenía líos con la justicia por sus actuaciones como abogado.

El Espectador conoció que, mientras Moreno defendió a Ramos, La Corte Suprema le pidió el 7 de mayo de 2014 al Consejo Superior de la Judicatura que le abriera investigación por, supuestamente, haberle mentido a la Corte. Según la información, Moreno solicitó que se cancelaran las diligencias programadas para la semana del 24 al 28 de febrero de ese mismo año, alegando que tenía que viajar a Panamá para entrevistarse con representantes de Ernest & Young y discutir sobre un proceso de violencia intrafamiliar. Esa justificación no coincidió con la información recaudada a través de la Policía Judicial. (Le podría interesar: El embajador de la India, de la justicia)

La respuesta está contenida en un derecho de petición formulado por este diario. La Corte Suprema explicó además otro hecho por el cual pidió que se investigara a Moreno el 24 abril de 2014. Moreno habría pedido a “potenciales testigos” del caso Ramos que no asistieran a las diligencias programadas porque habían sido canceladas. El tribunal aseguró que esta orden nunca fue emitida. El Espectador constató que los abogados suplentes de la defensa de Ramos, quienes acompañaban a Moreno, son dos conocidos en el mundo judicial. (Le podría Interesar: Las movidas del exfiscal Luis Gustavo Moreno en el Congreso)

Se trata de Leonardo Pinilla y Majer Nayi Abushijab. El primero fue capturado junto con el exfiscal Moreno por, presuntamente, haberle pedido dinero a el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, con el fin de desviar las pesquisas en su contra. El otro es Abushijab, hoy asesor del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, con viejos vínculos con Luis Gustavo Moreno. Hace un mes, cuando estalló el escándalo Moreno, trascendió que la esposa de éste, Carolina Rico, había sido capturada en 2011 en el aeropuerto El Dorado por intentar viajar a Francia con 194 gramos de cocaína. En ese proceso, Abushijab fue abogado suplente.

Para conocer sus opiniones, El Espectador se contactó con él. Su respuesta fue que no se va a referir a los hechos por los que se le abrió investigación a Moreno cuando fue el abogado de Luis Alfredo Ramos y agregó que, por su actual condición como asesor del fiscal Martínez, no lo puede hacer. Eso sí, admitió que recibió honorarios por defender a la esposa de Moreno y que además compartió con Moreno tres procesos más, entre 2013 y 2014, aunque no especificó cuáles. A finales de julio pasado, cuando Moreno fue capturado, Abushijab aseguró: “Nunca fui su socio (...) y desde 2014 no volví a realizar actividades de ninguna naturaleza con él por motivos personales”.

Fuentes cercanas de la Judicatura le confirmaron a este diario que los procesos contra Moreno y Pinilla fueron enviados a la seccional de la Judicatura de Bogotá para que sean investigados de carácter urgente. En cuanto al caso de Abushijab, confirmó que también será investigado.