La justicia llegó para dos víctimas de “falsos positivos” en Magdalena y Bolívar

El Tribunal Superior de Cartagena ordenó la captura de cuatro militares por la ejecución extrajudicial de Israel Arturo Mendoza Gutiérrez en 2005; mientras que un juzgado condenó al Ejército Nacional por la muerte de Julio Cesar Martínez Ortega en 2007.

Las ejecuciones extrajudiciales ocupan un lugar nefasto en la historia de las Fuerzas Armadas.Archivo El Espectador

La justicia en la región caribe acaba de proferir dos nuevas decisiones que responsabilizan a integrantes del Ejército Nacional por casos de ejecuciones extrajudiciales o “falsos positivos”, ese fenómeno criminal consistente en asesinar civiles y presentarlos falsamente como integrantes de grupos ilegales. Esta vez, se pudo establecer la verdad detrás de las ejecuciones de Israel Arturo Mendoza Gutiérrez, ocurrida en 2005; y de Julio Cesar Martínez Ortega, ocurrida en 2007 en hechos diferentes.

El Tribunal Superior de Cartagena condenó a 32 años y 6 meses de prisión y ordenó la captura de los Samir Elías Romero Pérez, Nelson Rafael González Luna, Luis Guillermo Quiroz Jaraba y Édison Corrales Ruiz, militares adscritos al Grupo de Reconocimiento Cobra 15 del Batallón de Infantería de Marina No. 31. Esto, por su participación en el crimen de Israel Arturo Mendoza Gutiérrez quien el 20 de agosto de 2005, estaba en su parcela junto con dos compañeros, fue a buscar agua en burro y se escucharon disparos y detonaciones.

(Le puede interesar: El crudo informe de la Fiscalía sobre los falsos positivos)

Aunque los compañeros de Mendoza Gutiérrez fueron hacia el lugar y advirtieron a las tropas que allí estaba su amigo, el Ejército señaló que ahí se había dado de baja a un guerrillero del frente 37 de las Farc. En el proceso judicial, se encontraron inconsistencias en el relato de los infantes de marina involucrados en los hechos, que alegaron la existencia de una supuesta confrontación en zona rural de Carmen de Bolívar y se acreditó mediante pruebas técnicas que la víctima no tenía residuos de haber disparado un arma de fuego.

“El contexto procesal, la existencia de una prueba documental (…) las ostensibles contradicciones de las declaraciones en cuento al motivo de su presencia en el lugar y la naturaleza inverosímil de la tesis exculpatoria, conllevan a inferir que en el combate simulado del 20 de agosto de 2005, donde se dio muerte a Israel Mendoza, participaron todos los miembros del escuadrón Cobra 15, incluidos los hoy enjuiciados”, dice el fallo.

De otro lado, el Juzgado 4 Administrativo de Santa Marta Magdalena, condeno a la Nación, representada en el Ministerio de Defensa y Ejercito Nacional por la ejecución extrajudicial de la que fue víctima el joven Julio Cesar Martínez Ortega, oriundo Plato, Magdalena, en mayo de 2007. La madre del joven se encontraba haciendo una denuncia por desplazamiento forzado en Valledupar (tuvo que abandonar Chibolo por cuenta de paramilitares) cuando supo que su hijo no llegaba a casa.

Lo encontraron en el cementerio del pueblo días después. Las investigaciones comprobaron que el 18 de mayo de 2007 en el corregimiento de La China, de Chibolo, en Magdalena, Julio César Martínez, de 27 años, fue asesinado en un falso combate con tropas del Grupo Especial Apache 1 del Batallón de Infantería Mecanizado número 5 de Santa Marta y presentado como mimbro de organizaciones criminales.

Por estos hechos fueron procesados y condenados por la justicia penal los militares Fredy Marcelo Flecha Gamba; Edilberto Rojas Perez; Luis Alfonso Baron Montenegro; Rafael Antonio Caballero Robles; Juan Carlos Pérez Orozco y Eder Yesid Ramírez Martínez. Además, se acreditó que la víctima era vendedor ambulante y también se dedicaba a la limpieza de potreros y trabajar en fincas. Ya en el proceso ante la justicia contenciosa adminstrativa, se reiteró que este caso fue un “falso positivo” y no un combate legítimo. Por eso, se ordenó una indemnización y el Ministerio de Defensa deberá pedir disculpas a los familiares de la víctima.

“Se concretó la falla en el servicio a causa de que los miembros del Ejército Nacional desplegaron una acción deliberada, arbitraria, desproporcionada y violatoria de todos los estándares de protección mínima de la que goza la población civil”, dice el fallo. La Corporación Colectivo de Abogados Opción Jurídica que representa los familiares de Julio Cesar Martínez Ortega explicaron que algunos de los militares involucrados en este caso se han acogido a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)

882433

2019-09-22T17:40:58-05:00

article

2019-09-22T17:47:05-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

La justicia llegó para dos víctimas de “falsos positivos” en Magdalena y Bolívar

88

4433

4521