La pelea en Santander entre un caricaturista y un alcalde por una sátira

Diego García fue denunciado por el alcalde de Floridablanca, Héctor Guillermo Mantilla, tras haber publicado una caricatura en la que se critican supuestas irregularidades en el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

El de Diego García el segundo caso que se conoce este año de denuncia contra un caricaturista por parte de alguien vinculado con el mundo político. Pixabay

En enero de este año Diego García, caricaturista, fue denunciado por injuria después de que se publicara un trabajo suyo en mayo de 2017 llamada “Modus operandi”, en la que se muestra al alcalde de Floridablanca (Santander), Héctor Guillermo Mantilla, entregar un contrato del Programa de Alimentación Escolar (PAE) a un desconocido. Antes de que fuera publicada la imagen en el periódico santandereano Vanguardia Liberal, ya varios medios locales habían denunciado irregularidades con la contratación del PAE.

El caricaturista fue citado por la Fiscalía para una audiencia de conciliación el próximo 21 de junio. La Fundación para la libertad de prensa (Flip) acompañará al caricaturista en su defensa y además afirmó que “los funcionarios deben ser tolerantes a la crítica, por haberse sometido voluntariamente al escrutinio ciudadano de sus acciones. En una sociedad democrática es necesario que la prensa pueda hacer un control fuerte de los poderes del Estado. Así lo han declarado de forma reiterada la Corte Constitucional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

La Alcaldía de Héctor Guillermo Mantilla ha sido fuertemente criticada. En mayo de 2017 El Comité de Transparencia por Santander denunció irregularidades en la entrega de contratos del PAE, ya que no se hizo una convocatoria previa y la Alcaldía entregó los contratos sin hacer ninguna licitación. En un año y medio de administración se suscribieron cuatro contratos por más de $7.300 millones para operar el PAE con entidades que no pasaron por convocatoria.

De igual forma, en agosto del año pasado un juez civil municipal autorizó una orden de captura en contra del alcalde Mantilla por el desacato a la orden de la Corte Constitucional de ofrecer viviendas temporales para los afectados por los obstáculos con el proyecto de vivienda social de Bellavista. El juez dictó, además, una multa de cinco salarios mínimos.

Con respecto a la caricatura publicada en mayo del año pasado, el alcalde Héctor Mantilla se manifestó en una entrevista a RCN Radio y dijo "Sé muy bien que uno debe ser respetuoso, pero también sé que hay límites y lo ha dicho la Corte Constitucional en cuanto a que no se puede afectar la imagen y más de una persona pública por simples chismes”.

En entrevista con El Espectador, el caricaturista manifestó su incomodidad por el hecho de que haya sido el mismo alcalde de Floridablanca quien haya impuesto la denuncia “Es un intento directo de intimidación. Yo nunca había enfrentado algo así y siento que también es una oportunidad para sentar un precedente en el periodismo en Santander”.

(También le puede interesar: "Siento como si le hubiera ganado a Duque en la segunda vuelta": Matador)

Diego García también aseguró que le preocupa la influencia que pueda tener Héctor Guillermo Mantilla, ya que es un alcalde respaldado, según García, por la mayoría de políticos tradicionales en la región. Mantilla es el sobrino del secretario del Congreso, Jorge Humberto Mantilla, y ahijado político de la fórmula presidencial de Iván Duque, Marta Lucía Ramírez.

La Flip hizo un llamado al alcalde y en general a los funcionarios públicos “para que resuelvan de forma más democrática y menos intimidante sus cuestionamientos. Si consideran que lo publicado es inexacto o erróneo pueden recurrir a solicitudes de rectificación”. Por ahora Diego García espera la audiencia de conciliación el 21 de junio y, por su parte, pide que Mantilla se retracte. Según el caricaturista, el alcalde está coartando la libre expresión.

746663

2018-03-26T18:39:13-05:00

article

2018-03-26T18:45:35-05:00

jjaimes_250826

none

Redacción Judicial

Judicial

La pelea en Santander entre un caricaturista y un alcalde por una sátira

73

4637

4710