La petición del jefe investigador de la JEP a Néstor Humberto Martínez

Giovanni Álvarez envío una carta al fiscal general para que le confirme si existe una investigación en su contra, basada en una acusación del exparamilitar conocido como “Huevoepisca”.

Giovanni Álvarez espera el pronunciamiento de la Fiscalía General. Mauricio Alvarado - El Espectador

A través de una carta dirigida al fiscal Néstor Humberto Martínez, el nuevo jefe de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, Giovanni Álvarez, solicitó que se confirme si existe una investigación en su contra por una acusación de Jesús Emiro Pereira Rivera, mejor conocido como Huevoepisca. El exparamilitar habría señalado que Álvarez recibió propiedades a cambio de acusarlo, hecho que fue calificado por Álvarez como “un chisme”.

El funcionario de la JEP afirmó: “Puedo sostener que no tengo ni he tenido jamás fincas en los departamentos de Arauca, Casanare ni en ningún otro lugar, y no he recibido dádivas ni pagos de víctimas ni de ninguna otra persona en desarrollo de mi actividad como fiscal”. Por último, aseguró que ninguno de sus familiares ha tenido bienes rurales ni en Casanare ni en otro lugar, como habría asegurado Huevoepisca.

(En contexto: El oficial de los magnicidios)

Por otro lado, Álvarez dijo: “Puedo jurar ante cualquier instancia judicial y ante la opinión pública, que desarrollé mis funciones con total transparencia, rectitud y honestidad, y siempre con la firme convicción de que quienes adelantamos el ejercicio de la acción penal, debemos mantener incólume nuestros compromisos morales con el Estado y la sociedad colombiana”.

En el documento, el jefe de la Unidad de Investigación y Acusación de las JEP trajo a colación la pena de 40 años de prisión a la cual fue condenado Pereira Rivera debido a una acusación suya por homicidio múltiple agravado, concierto para delinquir agravado y extorsión agravada, además de su pasado paramilitar como miembro de la ‘Casa Castaño’.

Dicha pena fue producto del asesinato del congresista liberal Octavio Sarmiento Bohórquez, y los señores Edisnson, Otto y Manuel Delgado. “Él fue concuñado de Carlos Castaño y hombre de confianza de Vicente Castaño, pues oficiaba nada más y nada menos que como comandante financiero según ha dicho él mismo, de las estructuras que delinquían abiertamente en los Llanos Orientales y el departamento de Caquetá”, agregó Álvarez.

(Lea también: Secuestro de Jineth Bedoya, delito de lesa humanidad)

Jesús Emiro Pereira fue hombre importante en la estructura del bloque Capital, responsable de varios episodios de violencia en Bogotá entre 1997 y 2004. Fue procesado por el secuestro y tortura de la periodista Jineth Bedoya en el 2000, cuando trabajaba como reportera en El Espectador. Para rematar, en su momento admitió que trabajó con el coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo y que la persona que los relacionó, porque “era simpatizante de las autodefensas”, fue el general (r) Rito Alejo del Río, quien hoy en día está libre tras acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz.