La Fiscalía no las consideró como pruebas

Las conversaciones entre Julián Quintana y Rafael Revert

Se trata de una serie de mensajes por Twitter en los que se habla del caso “hacker”, la supuesta relación del almirante (r) Álvaro Echandía con la investigación e interceptaciones que, al parecer, le hicieron al exdirector del CTI.

En febrero pasado, la Fiscalía archivó la investigación preliminar contra Álvaro Echandía por la supuesta infiltración a la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga.Cristian Garavito

El pasado 8 de febrero de 2017 el exdirector del CTI, Julián Quintana, envió a la Fiscalía unas supuestas pruebas que evidenciarían las irregularidades en el caso del “hacker”, Andrés Sepúlveda, y la supuesta intervención del director de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), almirante (r) Álvaro Echandía. Se trató de un cruce de mensajes directos por Twitter que en octubre de 2016 sostuvieron Quintana y el “hacker” español Rafael Revert, la fuente que le entregó a la Fiscalía el polémico video en el que se ve al excandidato presidencial Oscar Iván Zuluaga hablando sobre supuesta información confidencial.

El documento de 17 páginas fue enviado por el exdirector del CTI al fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Jaime Camacho, quien tenía a cargo la investigación contra el almirante Echandía. Ese expediente se archivó el pasado 2 de febrero al argumentar que no existían pruebas. Sin embargo, Quintana insistió en que esos mensajes que intercambió con Revert tenían relación con los hechos por los que era investigado el director de la DNI, pues se trataba de uno de los “hackers” que supuestamente había sido infiltrado por Echandía en la campaña de Zuluaga.

En los mensajes se habla sobre la denuncia que interpuso el Centro Democrático, de las supuestas presiones que recibió Quintana por parte de Echandía para no declarar que la DNI había intervenido en la investigación de Sepúlveda, del “mal manejo” de la información en la DNI y de que, al parecer, a Quintana le estaban interceptando comunicaciones.

Por ejemplo, el “hacker” español el 14 de octubre de 2016 hizo referencia a la denuncia que interpuso Jaime Granados contra el almirante (R) Echandía, en la que se preguntaba sobre qué estaba haciendo Revert en estos momentos. El español escribió: “Puedes responder y decirle que estoy saliendo con 2paisas y una venezolana a la vez. Eso estoy haciendo. El pregunta que que hago ahora… Si quiere mas detalles íntimos ya tocaría invitarlo (SIC)”.

Asimismo, Quintana y Revert sostienen una conversación sobre una supuesta investigación que se abrió en contra del “hacker”. El español le preguntó sobre una investigación en su contra y un documento que indicaba que él era un testigo de la Fiscalía. Agregó que no sabía manejar el tema y que si él (Quintana) le podía colaborar. El exdirector del CTI le contestó: “Yo renunciar Rafa”.

Finalmente, Revert le avisó a Quintana que supuestamente le estaban haciendo seguimientos y que estaban interceptando sus comunicaciones. Revert, quien estaba en España, le preguntó sobre reuniones en medios de comunicación que había sostenido. Quintana lo niega y luego el “hacker” le recomienda que empiecen a hablar por Telegram.

Entre otras pruebas que entregó Quintana está el anónimo del que nace la investigación contra el “hacker” Andrés Sepúlveda y que evidenciaría que Revert, a través de Echandía y la DNI, fue quien denunció los hechos. El alegato de Quintana es que esas pruebas no fueron tenidas en cuenta por el fiscal del caso y que por tal razón se las enviaba directamente al fiscal general Néstor Humberto Martínez.

El Espectador revela apartes el documento que Quintana le envío a la Fiscalía.

 

682611

2017-03-02T12:55:31-05:00

article

2017-03-02T18:47:43-05:00

dduran2_104

none

Norbey Quevedo Hernández y Santiago Martínez Hernández / @norbeyquevedo y @santsmartinez

Judicial

Las conversaciones entre Julián Quintana y Rafael Revert

57

3648

3705