Caso Odebrecht

Las pruebas que vincularían a un exministro y tres senadores con el caso Odebrecht

La Fiscalía General cuenta con varias declaraciones que reflejan la forma cómo se fijaron las comisiones ilegales para entregar el contrato de la vía Ocaña-Gamarra de manera directa a la multinacional brasileña.

Para lograr que el contrato de construcción de la vía Ocaña-Gamarra le fuera entregado de manera directa a la multinacional brasileña Odebrecht se pagaron más de 36 mil millones de pesos. Parte de ese dinero habría ido a parar a las manos de congresistas que moviendo sus influencias permitieron que la concesión de dicha obra de 900 mil millones de pesos le fuera adicionada al contrato de la Ruta del Sol Tramo II.

Por los “buenos oficios” se fijaron comisiones de éxito para los senadores, representantes a la Cámara y altos funcionarios del Gobierno de turno que movieron sus influencias para que Odebrecht recibiera bajo la figura de adición ese importante proyecto de infraestructura vial en el norte del país. (Ver: Caso Odebrecht: se entregó Básima Patricia Elías, prima del ‘Ñoño’ Elías)

La Fiscalía General logró identificar a las personas que estuvieron detrás de la “conformación” de esta comisión de éxito. En la imputación de cargos contra los empresarios Federico Gaviria y Eduardo José Zambrano el ente investigador entregó detalles sobre los parlamentarios que recibieron un porcentaje del valor total del contrato por lograr la aprobación del otrosí al contrato de la Ruta del Sol II.

En los audios revelados por Noticias Caracol, el fiscal del caso indicó que Miguel Peñaloza –quien fungió como consejero para las regiones en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez y ministro de Transporte durante la primer mandato de Juan Manuel Santos- fue pieza fundamental para que las pretensiones de Odebrecht se cumplieran en Colombia. (Ver: Odebrecht pagó más de $84.000 millones en sobornos por la Ruta del Sol: Fiscalía)

“Dineros provenientes directamente del consorcio Ruta del Sol y de la constructora Ruta del Sol que tuvieron origen mediato para lograr pagar los cohechos ofrecidos a los congresistas de la comisión Sexta Plinio Olano; de la Comisión Tercera, Bernardo ‘El Ñoño’ Elías y ‘Toño’ Guerra, como también al exviceministro Miguel Peñaloza quienes ayudaron a conseguir  la adición del contrato de la ruta del Sol II en el tramo Ocaña-Gamarra”, precisó el fiscal en la audiencia reservada.

Para evitar sospechas, según la Fiscalía, se ejecutó  una "simulación de contratos" para darle  "apariencia de legalidad y tratar de ocultar su finalidad, la de pagar lógicamente estos cohechos”. Entre 2013 y 2016 se utilizó la firma colombopanameña Consultores Unidos S.A. de propiedad de Eduardo José Zambrano -enviado a la cárcel el pasado martes por este escándalo de corrupción- con el fin de “gerenciar” las altas sumas de dinero que enviaba Odebrecht.

En dichas transacciones ilegales, puntualizó el ente investigador, “se ofreció el 1% del valor total del contrato, hablo específicamente del ofrecimiento a Plinio Olano y Miguel Peñaloza. El 1% del valor total de éste contrato, que es de 9 mil millones de pesos, como lo describí anteriormente el valor total de este contrato era de 900 mil”. (Ver: Los chats de Otto Bula que enredan a congresistas en los sobornos de Odebrecht)

El ente investigador estableció que el exsenador Otto Nicolás Bula –procesado por estos hechos de corrupción y está en búsqueda de un principio de oportunidad con la Fiscalía- fue la persona encargada de enviarle altas sumas de dinero al senador del Partido de la U, Bernardo Elías y otros congresistas. Para el fiscal en este caso se presentó una “cadena de tráfico”.

Pero lo pactado iba mucho más allá de la entrega de la adición. Odebrecht y los senadores habrían fijado unas comisiones para mejorar el proyecto vial. Entre estas condiciones se encontraba “el mejoramiento de las condiciones contractuales de esta obra, que fuera o se manejaran unos mejores valores al pago del kilómetro o adición, o la puesta en marcha de nuevos peajes”.