"Le exigimos al Procurador General que no esconda la verdad sobre los desaparecidos"

Aseguran que el jefe del Ministerio Público ha omitido en sus intervenciones los casos de desaparición forzada atribuidos y reconocidos por grupos paramilitares y agentes del Estados.

Con pancartas que recordaban los rostros y los nombres de sus seres queridos, cuyo paradero desconocen, más de cien personas realizaron un plantón frente a la sede central de la Procuraduría General, en el centro de Bogotá, para solicitar que no se desconozcan los casos de desaparición forzada realizados por grupos paramilitares y agentes del Estado.

En la manifestación, se le exigió además al procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado no esconder la verdad sobre el número exacto de desaparecidos, puesto que en diversas intervenciones únicamente ha hecho mención a los casos de las Farc omitiendo los otros 45 mil casos.

“No es ético que no cuenta la verdad sobre los desparecidos de los agentes del Estado y la Fuerza Pública”, manifestaban al unísono los participantes en el plantón, quienes recordaron que no están hablando de extraviados sino de personas que fueron desaparecidas –en algunos casos de manera sistemática- por agentes del Estado y ‘paras’, algunos de ellos ya reconocieron su participación en estos hechos.

Frente a estos hechos, Yanette Bautista, hermana de Nydia Erika Bautista –desaparecida el 30 de agosto de 1987- considera que la actitud del Procurador General es indignante, puesto que no reclama frente a los 45 mil desaparecidos que hay en el país “y solamente pregunta por los 2.760 de las Farc, y pide verdad y justicia para ellos. A nosotros también nos duelen ellos pero hay muchísimos más”.

“El país en el proceso de paz necesita que se reconozcan todas las víctimas, y le reclamamos al Procurador General que también les duela nuestros seres queridos”. Hasta el momento la mayoría de estos procesos se encuentran en la impunidad, no existe ninguna investigación disciplinaria puesto que se dejó de sancionar a agentes del Estado por los casos de desaparición forzada.

Además la Fiscalía General no ha adelantado actividades dirigidas al esclarecimiento de estos hechos. “No son más de 10 sentencias, le pedimos al país que se solidarice con nosotros, y a la mesa de paz que nos dé un trato digno y no se olvide”. Ha sido tanta la muestra de desconocimiento sobre estos hechos que en los foros que se han citado en la Semana de Víctimas de Desaparición Forzada los organismos del Estado no se han presentado.

Por su parte, Paulina Mahecha, madre de María Cristina Cobo Mahecha –desaparecida desde 2004 en Calamar (Guaviare)- asegura que ha tenido que emprender la búsqueda durante estos 11 años sola puesto que no ha recibido la colaboración de las autoridades. “En Colombia no hay políticas de exhumación claras”.

En tres oportunidades, tras recolectar las pruebas testimoniales por su propia cuenta, se ha dirigido al lugar donde fue desaparecida por los paramilitares, quienes ya reconocieron su participación en la desaparición de esta enfermera jefe quien estaba realizando su año rural, sin embargo no se acuerdan “donde la botaron”.

“Yo le pido al Procurador General que diga la verdad de lo que está pasando, más en las zonas rurales”, precisó. Igualmente pide que se quite el rótulo que todas las personas que viven en las consideradas “zonas rojas” son guerrilleras. “Las madres de los desaparecidos por los paramilitares y los mal llamados ‘falsos positivos’”.

“Yo creo que para el Procurador General sí hay víctimas de primera y segunda categoría. Nosotros como personas de estrato cero y medio cero no somos tenidas en cuenta. Él no quiere entender que en la parte urbana el Estado desaparece gente, el hecho que uno es un líder defensor de derechos humanos inmediatamente es tildado de guerrillero”.