¿Le han negado la visa por un homónimo en líos judiciales?

Camilo Rincon Camacho, abogado experto en temas de inmigración analiza qué sucede cuando a un solicitante le niegan la visa por errores y confusiones entorno a su identidad.

EFE
La señora Fauzia Din es una ciudadana estadounidense y, tal como lo permite la ley de inmigración de este país, realizó una aplicación para que su esposo de nacionalidad afgana pudiera inmigrar a los Estados Unidos y vivir con ella. La petición fue negada, debido a que un cónsul en Islamabad determinó que su esposo, Kanishka Berashk, un empleado en el ministerio de educación de Afganistán, tenía nexos con grupos terroristas. La familia mantiene su inocencia vigorosamente, pero lamentablemente hasta el momento no existe un método sencillo para corregir errores como estos.
 
Si bien es sabido que el código migratorio estadounidense prohíbe el ingreso al país de personas que estén involucradas en asuntos criminales, también se conoce que debido a la gran cantidad de peticiones que procesa cada embajada americana -en Colombia la Embajada procesa aproximadamente 1.500 aplicaciones para visas al día- es inevitable que en ocasiones los cónsules cometan algunos errores.
 
Ante este drama, la familia Din tuvo que iniciar un proceso complicado, ya que la ley migratoria no permite que las personas obtengan información sobre los fundamentos de las decisiones de los cónsules, pues estas son de carácter reservado. Además, la determinación de otorgar o no la entrada a los Estados Unidos no es apelable, ni ante la embajada, ni ante las cortes.
 
El caso del señor Berashk no es el único. En muchas ocasiones, personas inocentes han sido incriminadas por homónimos, cuando su nombre es igual o similar al nombre de una persona que tiene problemas con la justicia. Estos errores, en países como Colombia, que colabora estrechamente con la extradición hacia los Estados Unidos, son altamente estresantes para las personas involucradas ya que no saben qué tan lejos irá el Gobierno americano con estas acusaciones.
 
Ante esta situación, las personas a quienes les niegan la visa, no les queda otra opción que acudir a abogados o investigadores penales. Sin embargo solucionar estos errores no es una tarea fácil. Generalmente, se puede solicitar información a través del Freedom of Information Act (FOIA), una ley que permite que las personas obtengan información del Gobierno Americano sobre sus antecedentes. El problema es que cuando el gobierno considera que la información es del interés nacional, como en casos de terrorismo, o es parte de un documento interno, se requiere una dura pelea para lograr que revelen información.
 
Por su parte, la señora Fauzia Din no tuvo otra salida que presentar una demanda en contra del Secretario de Estado, John Kerry, encargado del funcionamiento de las embajadas estadounidenses. Como no podía demandar desde la perspectiva de las leyes de inmigración, hábilmente, en su demanda alegó que la decisión de la Embajada Estadounidense en Islamabad vulneró su derecho fundamental a la familia.
 
La demanda actualmente está en la Corte Suprema de los Estados Unidos. Durante los argumentos orales algunos de los jueces expresaron preocupación al tener que revelar las fuentes de información del Estado Americano, pues esto puede comprometer la seguridad de sus informantes secretos. Sin embargo, otros jueces debatieron sobre la necesidad de corregir de manera urgente los posibles falsos positivos, homónimos u otros errores al negar las visas, que pueden estar vulnerando los derechos de las personas, específicamente, cuando la petición la hace un ciudadano americano para su familia, como en este caso.
 
La Corte Suprema de los Estados Unidos tendrá que publicar su decisión durante las próximas semanas, antes de ir a su receso de verano. Por esta razón, miles de personas a quienes erróneamente se les ha negado la entrada a los Estados Unidos están atentos, pues existe la posibilidad de que se cambie la posición respecto de la imposibilidad de cuestionar las decisiones de los cónsules.
 
  
*Camilo Rincon Camacho es un abogado licenciado en el Estado de Nueva York y es socio de Rodríguez, Rincón, Ugeh & Associates, firma colombo-estadounidense con enfoque en inmigración.

563917

2015-06-02T16:08:24-05:00

article

2015-06-02T16:08:24-05:00

none

Camilo Rincon Camacho* / Especial para El Espectador

Judicial

¿Le han negado la visa por un homónimo en líos judiciales?

62

4341

4403

Temas relacionados