Leonardo Pinilla rinde declaración en la Corte Suprema por cartel de la toga

El abogado, socio del exfiscal Gustavo Moreno, declara en el caso del senador Álvaro Ashton, señalado de pagar $1.200 millones a los exmagistrados involucrados en el caso.

Pinilla es señalado de ser el "aprendiz" del exfiscal Gustavo MorenoÓscar Pérez - El Espectador.

A las 2 de la tarde estaba programada la declaración del abogado Leonardo Luis Pinilla, acusado de extorsionar al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, en complicidad con el exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, con el propósito de obstruir las investigaciones adelantadas en su contra. Junto a Pinilla, estaban citados a declarar los exmagistrados Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte en horas de la mañana. Sin embargo, los exmagistrados presentaron excusa por motivos personales y enfermedad y no asistieron a la diligencia. La Sala Penal de la Corte citó estas diligencias en el marco del proceso que se adelanta contra el político liberal Álvaro Ashton.  

Le puede interesar: (Gobierno negó recurso a favor de Gustavo Moreno y confirmó extradición a Estados Unidos)

Ashton está involucrado en este escándalo de corrupción por, al parecer, hacer el pago de $1.200 millones para que se frenara una orden de captura en su contra por parapolítica para el año 2013. Dicho pago se habría hecho a través de quien fuese su abogado defensor en la época, es decir Leonardo Luis Pinilla y, al parecer, iba dirigido para el magistrado ponente de su caso, el magistrado Gustavo Malo.

En el caso del abogado Leonardo Pinilla, el Gobierno avaló su extradición mediante las resoluciones ejecutivas 434 y 435, del 22 de diciembre de 2017. 

En contexto: (¿Quién es Leonardo Pinilla? El abogado que será extraditado a Estados Unidos)

El  pasado 18 de febrero, la Fiscalia y el exsocio de Moreno firmaron un principio de oportunidad el cual fue aceptado por un juez de control  de garantías. En dicho principio, Pinilla le entregó a la Fiscalía una lista de nombres de personas que habrían tenido que ver con la red de corrupción que se tejió en Córdoba, en la que funcionarios y terceros habrían robado dinero público a través de pagos a pacientes que sufren de hemofilia cuando, en realidad, estos no existían. El ente investigador fue claro con el abogado y le advirtió que, para ser válido el principio, su testimonio debe ser “irrefutable”.