Levantan los embargos a bienes de Samuel Moreno y Lucho Garzón

La Contraloría General declaró la nulidad de un proceso de responsabilidad fiscal que se adelanta por el ‘carrusel de la contratación’.

La Contraloría General declaró la nulidad de un proceso de responsabilidad fiscal por cerca de 250.000 millones de pesos en el marco del proceso que se adelanta por el ‘carrusel de la contratación’.

El ente de control levantó las medidas cautelares de embargo de bienes y cuentas a 31 involucrados en el escándalo de corrupción, entre los que se encuentran los exalcaldes de Bogotá Luis Eduardo Garzón y Samuel Moreno.

Así mismo, se levantó el embargo de firmas interventoras como Ponce de León de los controvertidos primos Manuel, Miguel y Guido Nule.

La determinación de la Contraloría se dio luego de la petición de la defensa de los implicados, de juzgar de manera individual y no colectiva como se estaba realizando.

Ahora el proceso se deberá devolver a la etapa de imputación de responsabilidad fiscal.

La decisión del embargo se efectuó en diciembre de 2012, con el fin de establecer la responsabilidad fiscal patrimonial de los exalcaldes Samuel Moreno y Lucho Garzón en las anomalías presentadas en los contratos destinados a obras de la Fase III de Transmilenio en la calle 26, el polémico proyecto ejecutado por el Grupo Nule.

En el caso del alcalde Moreno, la Contraloría tomó la decisión tras considerar que "ha permitido de forma pasiva la consolidación de la serie de irregularidades".

Entre tanto, la investigación al ex alcalde Garzón se inicia en virtud de que "realizó durante su administración todas las actuaciones precontractuales y que tres (3) días antes de terminar su periodo, adjudicó el contrato de obra número 137 de 2007 presuntamente sin contar con el producto final de los contratos para el diseño de la obra".