Ley de Sometimiento ayudaría a desmontar el conflicto armado: Monseñor Darío Monsalve

En diálogo con El Espectador, monseñor Darío Monsalve, arzobispo de la arquidiócesis de Cali, habló del proceso de sometimiento de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, el primer grupo que se acogería a la nueva ley. Explicó que esta nueva ley tendrá gran influencia en la lucha contra el conflicto armado.

Monseñor Darío de Jesús Monsalve anunció que el primer grupo que se va a someter a la Ley será las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.Tomada de arquidiócesis de Cali.

¿Cómo se va a llevar a cabo el sometimiento de las Autodefensas Gaitanistas?

Las reglas que establece la ley es el procedimiento que había solicitado el señor Dairo Úsuga (más conocido como Otoniel) en un vídeo que se envió a los medios y al Gobierno en septiembre del año pasado. Desde hace cerca de dos años, se ha tenido una conexión con el Gobierno, sobre todo con la vicepresidencia. Con el conocimiento de la Fiscalía, se ha venido explorando un sometimiento que ahora la ley llama "sujeción colectiva a la justicia" por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, más conocidas como Clan del Golfo. Para ello este grupo ha tenido unos representantes que conforman su comisión. Unos jurídicos que son sus apoderados y han buscado un acompañamiento por parte de la Iglesia, que en concreto le hemos brindado el Obispo de Apartadó, monseñor Hugo Torres y este servidor, Darío Monsalve.

¿Cuál ha sido su labor en esas conversaciones?

Lo que hemos hecho es acompañar. Estamos dispuestos a hacer el acompañamiento y actuar como facilitadores y garantes en los procedimientos que se van a iniciar a partir de la sanción de la Ley. Las personas que ellos consideran sus apoderados están haciendo los contactos para obtener los documentos que están establecidos en el artículo 24 de la norma en la que se determinan las condiciones y los requerimientos.

(En contexto: Autodefensas Gaitanistas de Colombia, primeros en acogerse a ley de sometimiento)

¿Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia le ha informado de qué manera buscan hacer este sometimiento a la justicia?

La ley establece en su capítulo segundo, en el artículo 35, el tema de los acercamientos colectivos, es decir, de los grupos armados organizados. Ese acercamiento tiene que ser con el gobierno. Nosotros lo que sabemos es que las personas que los representan está recogiendo la información que dispone el artículo 35 que es solicitud por sujeción y que es la manifestación expresa, libre, voluntaria e informada de someterse a la justicia.

¿Cuáles serían los compromisos a los que estarían sujetos quienes se sometan a esta nueva ley?

Ellos se comprometen a entregar información precisa que permita identificar la estructura del grupo armado organizado, su influencia expansiva, el modo de operación, la individualización de todos los miembros que se van a someter a la justicia con sus respectivas actas de sujeción individual, el numero exacto de todos sus miembros, las conductas delictivas que serán reconocidas, colectiva o individualmente por los integrantes de la organización, especialmente los actores armados con corrupción, la vinculación de actores públicos en esos actos. También se habla de rutas de narcotráfico e información para identificar las víctimas. En total, son 13 aspectos que se deben tener en cuenta en este proceso de sometimiento.

¿Ya es claro qué van a hacer todos los miembros del Clan del Golfo se van a acoger a esta Ley de Sometimiento?

Yo creo que el Clan del Golfo es una organización bastante estructurada, por lo que he conocido. Creo que han tenido tiempo para prepararse para este paso. Va a ser cosa de días que comience a llevarse a cabo el procedimiento. El Gobierno ya nombrará la comisión o los delegados suyos. La ley establece varios organismos estatales, seguramente participarán algunos organismos institucionales, no se si la Cruz Roja, para integrar la comisión que recibirá a estas personas o que los acompañara en el procedimiento de entrega a las autoridades.

(Le puede interesar: La hora cero para el sometimiento de las bandas criminales)

¿Cómo será la participación de la Iglesia Católica en este procedimiento?

La determina el Estado porque aquí ya no se trata de casos como los diálogos con las Farc o con el Eln cuando había que contar siempre con la opinión de las partes para integrar alguna participación. En este caso, es el Estado quien concede ese espacio para la sujeción colectiva a la justicia y quien tiene la normativa. Si dentro de ella y dentro de su voluntad el Estado quiere que nosotros como jerarcas de la Iglesia Católica ayudemos a algo o que la Iglesia Católica como institución lo haga, siempre estaremos al servicio de la vida, la convivencia y la paz del país.

¿Han podido dialogar con los comandantes del Clan del Golfo? ¿Cuáles son las expectativas que tiene este grupo?

Nosotros como Iglesia, y en el caso personal, nos abstenemos de todo contacto con estas personas que están por fuera de la ley mientras no tengamos la autorización expresa y escrita del Estado, valga decir de la Fiscalía y la Presidencia de la República. Sí hemos dialogado con sus representantes jurídicos. Hemos tenido diversas reuniones y también nos hemos reunido con el vicepresidente para expresarle nuestra disposición que fue muy bien acogida en ese momento. Esperamos que, ya que es una ley abierta, haya una disposición que pueda tener mucha trascendencia en el país porque esta disposición no solo abarca a los GAO (Grupos Armados Organizados) sino también a los Grupos Delictivos Organizados (GDO). Esta no solo permite que las Bacrim se acojan a la ley, sino también las organizaciones que tengan tres o más personas asociadas a delinquir, eso incluye las disidencias de las Farc y los grupos del Eln. Es un marco jurídico que bien podría ser un instrumento que añadido a los procesos anteriores, ayude a desmontar el conflicto armado del país y a que el Estado tenga el monopolio de las armas.  

También le puede interesar: ¿Otra ley para beneficiar a los mafiosos?