La libertad de Melissa Trillos y el proceso de paz con el Eln

El Ejército logró su rescate el sábado en un operativo en El Carmen (Norte de Santander). La guerrilla aún se niega a liberar secuestrados pese a las exigencias del Gobierno para comenzar los diálogos de paz anunciados hace más de un mes.

Fue una pesadilla que ya pasó. Al Ejército le agradezco muchísimo porque sé que me estaba buscando”, fueron las primeras palabras de Melissa Trillos, la hija del empresario Luis Trillos que fue recatada el pasado sábado por el Gaula. La abogada de 25 años había sido secuestrada el pasado 20 de abril en el municipio de Ocaña (Norte de Santander) por el Eln. A pesar de que el grupo guerrillero negó el 1 de mayo que fuera el responsable del secuestro, el presidente Juan Manuel Santos y la Fuerza Pública los responsabilizaron por los hechos.

El propio presidente Juan Manuel Santos dio a conocer la noticia del rescate de Melissa Trillos a través de su cuenta de Twitter. A pesar de que se hablaba de que Melissa había sido secuestrada por estructuras del crimen organizado, la Segunda División del ejército precisó que se trataba de una red de apoyo del Eln. Melissa Trillos era una de las personas que estaba en manos del grupo guerrillero y su liberación era una condición del Gobierno para proseguir con los diálogos de paz que fueron anunciados el pasado 30 de marzo.

La Brigada XXX del Ejército, adscrita a la Fuerza de Tarea Vulcano, fue la encargada de realizar el operativo que por más de 24 días se desplegó en la zona tras reportarse el secuestro de Melissa Truillos, quien estaba siendo trasladada constantemente de su lugar de cautiverio. Las autoridades lograron establecer que la joven estaba secuestrada en zona rural del corregimiento Guamalito, municipio El Carmen (Norte de Santander). En medio de los controles de inteligencia, El Ejército estableció que a la joven la cambiarían de lugar durante este fin de semana, por lo que se dio vía libre a un operativo de rescate.

Durante la mañana del sábado comenzó el operativo de rescate y ante la presión del Ejército los guerrilleros del Eln abandonaron la zona y Melissa fue rescatada. También se logró la captura de uno de los secuestradores que en su poder tenía una pistola 9mm y 15 cartuchos. Fue identificado como un miembro de la red de apoyo al terrorismo del Eln. Luego de volver a la libertad, Melissa fue trasladada hasta Cúcuta, donde se reencontró con sus familiares y fue valorada por un médico que la encontró estable y con signos de deshidratación. Al llegar, entre lágrimas agradeció al Ejército y señaló que ella sabía que la estaban buscando y que sus secuestradores le dieron los medicamentos que ella a diario utiliza para controlar una enfermedad.

A pesar de la tensión que existe entre el Gobierno y el Eln para iniciar los diálogos de paz, los cuales están supeditados a la libertad de todos los secuestrados, el pasado 13 de mayo “Pablo Beltrán”, miembro del Comando Central del Eln y negociador de paz, indicó que no existe un compromiso vigente de liberar a los secuestrados para dar inicio a la etapa pública de los diálogos que tendrán por sede a Ecuador. “Han colocado unas exigencias, como digo de última hora, que colocan en crisis la mesa y ya llevamos 40 días, desde que se anunció el acuerdo, sin que podamos resolver este impase (…) La demora en el inicio de las conversaciones corre por cuenta del gobierno”, dijo “Pablo Beltrán”.

Agregó que al Eln no le falta palabra y que lo acordado previamente con el Gobierno quedó consignado en el documento que se hizo público el pasado 30 de marzo. Según “Pablo Beltrán”, ahí no hay ningún compromiso de liberar secuestrados y que el tema ni se tocó. El pasado 29 de abril el presidente Santos anunció que no iniciará el proceso de paz hasta que el Eln renuncie por completo al secuestro: “Es inconcebible que este grupo, en lugar de dar muestras concretas de paz, insista en el secuestro”.

Para varios sectores lo que puso a tambalear el proceso de paz, anunciado hace más de un mes apenas, fue el supuesto acto humanitario de liberar al exgobernador de Chocó Patrocinio Sánchez Montes de Oca por motivos de salud. Lo que resultó ser en realidad fue un canje con su hermano Odín Sánchez Montes de Oca, el exrepresentante a la Cámara que ahora se encuentra retenido. A este episodio se une el del ingeniero Ramón José Cabrales, quien tampoco fue liberado por un gesto de paz sino que le tocó pagar una alta suma de dinero.

El Eln continúa con su negativa de dejar en libertad a los colombianos que tiene secuestrados. Según cifras de la organización País Libre, desde 1986 ese grupo guerrillero ha retenido a 5.590 personas. El Ministerio de Defensa asegura en cambio que, para marzo de este año, desde 1996 eran 4.590.

Temas relacionados