En libertad otros dos militares implicados en "carrusel de la salud" en el Ejército

Se determinó que no fueron informados de manera precisa sobre el requerimiento de las autoridades judiciales.

El juez 36 de control de garantías declaró ilegal la captura de otros dos militares implicados en el multimillonario desfalco a la salud en las Fuerzas Militares. Esto debido a que no fueron informados de manera precisa de los hechos por los que fueron requeridos.

Según el abogado del cabo primero Óscar Fernando Murcia y el teniente Otoniel Antonio Aguirre, los uniformados –quienes se encontraban en una cárcel militar en Itagüí (Antioquia)- nunca fueron notificados de la razón por los que eran requeridos por un juez en la ciudad de Bogotá.

“Fueron excluidas dos personas por haber sido traídas ilegalmente a la diligencia”, precisó el jurista, al manifestar que el juez de control de garantías consideró que estos hechos violaron las garantías procesales y los derechos fundamentales de los dos militares, quienes enfrentan una condena por “falsos positivos”.

Con esto, ya son 12 las personas capturadas el pasado viernes en un operativo adelantado por el CTI y la Sijín de La Policía que recuperan su libertad. La diligencia judicial se adelanta a puerta cerrada por solicitud de la fiscalía General. En las próximas horas iniciará la imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento.

El modus operandi de esta organización ilegal, de la que tendrían conocimiento un grupo de oficiales, médicos, particulares y funcionarios públicos, consistía en la expedición de documentos falsos para emitir diagnósticos médicos e incapacidades de enfermedades inexistentes, con el fin de lograr indemnizaciones y reparaciones económicas.

De acuerdo con el comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla, esta red criminal cobraba 20 millones de pesos por cada trámite para la obtención de certificados de altos índices de discapacidad, que permitieran mayor reconocimiento de indemnizaciones, y 40 millones de pesos por obtener altas pensiones. Adicionalmente violaban otras normas y hacían intercambios irregulares de dinero.