Libre excomandante paramilitar "Ernesto Báez"

A las 3:30 de la tarde, Iván Roberto Duque Gaviria, más conocido como "Ernesto Báez" recuperó su libertad luego de nueve años en prisión en la cárcel de Itagüí.

Iván Roberto Duque, alias “Ernesto Báez”, se encontraba retenido en una cárcel en Itagüí (Antioquia). / Archivo

Después de cumplir una condena a ocho años de prisión, Iván Roberto Duque, alias Ernesto Báez, recuperó su libertad este lunes a las 3:30 de la tarde. El anuncio lo hizo la Sala Penal de Justicia y Paz de Bogotá el revisar su expediente y encontrar que el excomandante paramilitar había cumplido todos los requisitos a los que se acogió cuando entró a Justicia y Paz en 2005 y por eso, debía recuperar su libertad de inmediato. (Lea: Las cuentas pendientes de “Ernesto Báez”)

Su incursión como jefe político del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) llegó por los contactos que tenía con Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, quien lo convirtió en comandante. En 2005, Báez se desmovilizó y empezó a soltar sus versiones en Justicia y Paz.

Al principio no aceptó su responsabilidad en más de 27 asesinatos ya que aseguraba que él era un ideólogo y nada había tenido que ver con las operaciones militares. Tanta fue su presión en no aceptar los cargos, que estuvo a un paso de perder su beneficio como desmovilizado. La Fiscalía lo responsabilizaba del secuestro de la exsenadora Piedad Córdoba, perpetrado el 21 de mayo de 1999 en Medellín; del asesinato de la defensora Alma Rosa Jaramillo, quien en junio de 2001 fue encontrada muerta y mutilada, y de estar detrás de una serie de asesinatos en Caldas, entre otros crímenes. 

Con sus confesiones ante fiscales, Ernesto Báez pronto alcanzó fama entre el mundo judicial y no había proceso de Justicia y Paz en el que no fuera llamado a contar su versión de los hechos. Por sus declaraciones, en las que contaba sus pasos por la políticas, por las estructuras paramilitares y los secretos que comprometían a figuras públicas se convirtió en el testigo estrella de las autoridades. (Lea más sobre las polémicas declaraciones de Ernesto Báez aquí)

En agosto del año pasado, una magistrada de la Sala de Justicia y Paz Tribunal Superior de Bogotá avaló la libertad del exparamilitar pero nunca pasó. En contra de Báez había otra orden de captura por su supuesta participación en la masacre de La Rochela —en la que murieron 12 funcionarios judiciales en enero de 1989 en Santander—, hecho del que no aceptó su responsabilidad tras su desmovilización.

Hoy, Ernesto Baéz se convierte en el tercer comandante paramilitar en recuperar su libertad después de Freddy Rendón Herrera, alias El Alemán y Rodrigo Pérez Álzate, alias Julián Bolívar.