Líderes sociales asesinados en 2020 fueron 66, dice el Gobierno, en contraste con otras cifras

Noticias destacadas de Judicial

La Consejería Presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales dio su cifra sobre asesinatos contra líderes sociales, indicando que en 2020 fueron 66 las víctimas mortales en el país. En contraste, Indepaz tiene un registro de 310 y la Defensoría del Pueblo asegura que tal estadística se ubica en 182.

La cantidad de asesinatos contra líderes sociales y defensores en de derechos humanos en Colombia sigue siendo un punto de discusión. Desde hace años no hay un conceso sobre las cifras y la última entidad en entregar estadísticas fue la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales del Gobierno Iván Duque, que aseguró que en 2020 fueron asesinadas 66 personas por su liderazgo social.

En contexto: Entre 2016 y 2020 han asesinado 753 líderes: Defensoría a Fiscalía.

De acuerdo con la Consejería Presidencial, en cabeza de la exministra Nancy Patricia Gutiérrez, los asesinatos contra quienes trabajan por las comunidades no llegan a las 70 víctimas y habría por lo menos 63 casos en verificación que, de establecerse como homicidios, ni siquiera alcanzarían las cifras manejadas por la Defensoría del Pueblo. Según el más reciente informe de esta última entidad, en 2020 fueron asesinados 182 líderes, lo cual ni siquiera se acerca a las estadísticas manejadas por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz): 310 líderes muertos.

Si ubicamos las cifras en el periodo 2016-2020, la dispersión de los datos se hace cada vez más amplia. Por ejemplo, la Consejería Presidencial, que entrega cifras a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aseguró en un informe que en el último cuatrienio 434 líderes sociales y defensores de derechos humanos fueron asesinados en Colombia. Sin embargo, la Defensoría del Pueblo ubica en sus cifras a 753 víctimas mortales. A pesar de la ambigüedad, ambas entidades coinciden en que el periodo más violento fue 2018.

Si se toma como cierta la cifra de 66 homicidios presentada por la Consejería Presidencial, la cual precisó que tal estadística puede incrementarse una vez finalizados los procesos de verificación, se encuentra que durante el 2020 las conductas vulneradoras contra los líderes sociales fueron constantes. En enero se documentaron 13 casos, en febrero 12 casos y así se mantuvo el promedio durante el año. Sin embargo, a partir de junio las cifras por verificación son las más altas. Por ejemplo, en noviembre hay un solo expediente constatado, pero 12 por esclarecerse. Diciembre sigue la misma línea pues hay 17 investigaciones, pero ninguna confirmación hasta el momento.

De acuerdo con la Consejería Presidencial, los departamentos con mayor número de homicidios contra líderes son Cauca con 15 casos, Norte de Santander con 9 casos, y Chocó y Putumayo con 8 casos respectivamente. “Los municipios en donde más se concentra este fenómeno son: Puerto Guzmán (Putumayo) con 5 expedientes; y Tarazá (Antioquia), Corinto (Cauca) y Tibú (N. Santander) con 3 casos cada uno”, agregó el despacho de Gobierno. En proceso de verificación la mayoría de presuntos homicidios se localizan en el departamento del Cauca: 16 muertes en estudio.

Lea también: En 2021 han asesinado a un líder social cada dos días, según registros de Indepaz.

A pesar de las diferencias cuantitativas, tanto la Consejería Presidencial como la Defensoría del Pueblo coinciden en que los líderes comunales son quienes más sufren en Colombia. La primera entidad asegura que 19 fueron asesinados en 2020 y, a su vez, la Defensoría afirma que 149 líderes con tal función sufrieron algún tipo de violencia en ese periodo de tiempo. Por su parte, Indepaz tiene una estadística de 70 líderes comunales asesinados, entre ellos Alirio de Jesús Serna, quien era gestor de proyectos comunales de la vereda La Esperanza del corregimiento San José del municipio de Los Andes (Antioquia).

Entre otros resultados, la Consejería Presidencial encontró que los homicidios contra líderes sociales y defensores de derechos humanos suceden en las mismas áreas en donde se concentra la presencia de cultivos ilícitos y actores armados, así como la presencia de extracción ilícita de minerales. A esa misma conclusión llegó la Defensoría: “la existencia de factores de amenaza para los líderes sociales y personas defensoras de derechos humanos se encuentra asociada a la presencia en territorio de economías ilegales como el narcotráfico, la minería ilegal y el contrabando, así como la disputa por control territorial entre Grupos Armados Organizados”, puntualizaron en un informe del pasado 19 de febrero.

En contexto: El crudo informe de HRW sobre crímenes de líderes sociales.

En cuanto a los primeros meses de 2021, Indepaz asegura que el asesinato contra líderes sociales se ha disminuido en un 60% con respecto 2020, pues a la fecha han perdido la vida 24 personas. Sin embargo, las cifras actuales indican que, en Colombia, se perpetra un homicidio contra tales ciudadanos cada dos días. La última víctima fue Alejandro Manugama Cheche, quien falleció el pasado 17 de febrero en Bagadó (Chocó) y era defensor indígena en tal departamento. Por ahora la región más golpeada es Antioquia con seis expedientes.

Comparte en redes: