Liliana Pardo negó presiones de los Moreno Rojas para adjudicación de contratos

La exdirectora del IDU negó ser "cuota" del contratista Julio Gómez dentro de la entidad.

La exdirectora del IDU, Liliana Pardo indico ante la Corte Suprema de Justicia que durante su administración no recibió ningún tipo de presión por parte del entonces alcalde Samuel Moreno Rojas y su hermano, el congresista Iván Moreno Rojas en el proceso de adjudicación de contratos viales en la capital de la República.

En su extensa intervención, la exfuncionaria negó que en alguna oportunidad hubiera recibido algún comentario de los hermanos Moreno Rojas en el marco de la adjudicación de los contratos de reparación de malla vial, fase III de TransMilenio y valorización en Bogotá. 

Ante las preguntas de la delegada de la Procuraduría, Pardo Gaona negó reiterativamente que hubiera sido cuota del contratista Julio Gómez ni que hubiera recibido presiones de él o de otra persona para nombrar funcionarios dentro del Instituto de Desarrollo Urbano en ninguno de sus dos periodos.

"Mi relación fue directa con el alcalde y todas las hojas de vida fueron entregadas por él”, señaló la exfuncionaria al rechazar las acusaciones hechas por el exsubdirector técnico del Instituto, Inocencio Meléndez Julio.

La exfuncionaria explicó de manera técnica la forma en cómo se adelantó todo el proceso de contratación y los requisitos que debían tener cada uno de los interesados con el fin de presentarse en la licitación.

En este sentido explicó que el entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas participaba en todas las reuniones que se adelantaban en el Instituto y conocía todo el proceso de contratación.

Igualmente rechazó haber tenido algún tipo de relación con el contratista Emilio Tapia y el abogado Álvaro Dávila, contrariando así las declaraciones entregadas hace seis meses en la Corte Suprema por Meléndez Julio.

“Me asombró el cambio repentino del señor Inocencio Meléndez a quien conocí como un académico y un jurista experto en contratación, de las más altas calidades", precisó Pardo al mostrarse sorprendida ante las declaraciones rendidas por el exfuncianrio quien purga una pena de siete años y medio por su participación en el ‘carrusel’.

A primera hora el magistrado Fernando Castro, quien preside la audiencia le hizo un fuerte llamado de atención al Instituto carcelario debido a los constantes problemas que se han registrado para el traslado del excongresista Iván Moreno Rojas desde la cárcel La Picota a la sala de audiencias ubicada en la Corte Suprema de Justicia.

"Se le ordena que oficie inmediatamente al Director del Centro de Reclusión correspondiente para que haga la investigación interna del caso y adopte los correctivos de rigor", precisó el togado.

Moreno Rojas está siendo investigado por los delitos de concierto para delinquir, concusión, tráfico de influencias y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales por su presunta participación en las irregularidades que rodearon la entrega de multimillonarios contratos viales en la capital de la República.