Los 25 capos del narcotráfico que buscan burlar la justicia siendo beneficiados de paz

Una investigación de el diario El Tiempo revela que los narcotraficantes hacen parte de un listado de más de 14.000 exguerrilleros entregado al Gobierno Nacional.

Archivo.

Las Farc incluyeron a 25 capos del narcotráfico pedidos en extradición por Estados Unidos en la lista de beneficiarios del acuerdo de paz, aunque presuntamente no eran miembros de la exguerrilla, según una investigación revelada este domingo por el diario El Tiempo. 

Los narcotraficantes, que están presos y de los cuales cinco son extranjeros, incluido un ecuatoriano, hacen parte del listado de más de 14.000 rebeldes entregado por la dirigencia guerrillera al Gobierno Nacional para acceder a los beneficios del pacto firmado en 2016 y que busca acabar con 53 años de conflicto armado, indicó el medio de comunicación. (Lea: Las Farc se consolidan como el mayor cartel de narcotráfico del país)

Según la publicación, las autoridades investigan si mandos de la exguerrilla recibieron millonarios pagos para incluir a estas personas en el registro, con lo cual podrían acceder a subsidios y a un tratamiento jurídico especial, entre ellos evitar la extradición.

"El miembro de las Farc que se esté prestando a negociaciones delictuosas para colar narcotraficantes o personas que no pertenecen a la organización pierde toda suerte de beneficios", explicó a El Tiempo el Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera.

Una fuente de esta exguerrilla, por su parte, le dijo a la agencia AFP que por ahora no habrá un pronunciamiento sobre este caso. Sin embargo, Rivera afirmó que los capos -líderes de distintas organizaciones criminales- aún no han sido certificados como miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

El comisionado aseguró que el gobierno recibe las listas bajo el "principio de buena fe" de las Farc, sin embargo organismos de inteligencia y la Fiscalía acreditan la información. "Si recibimos información de que no son de las Farc van a ser revocados", apuntó.

Hasta el momento las Farc, que ya se consolidaron como partido político, han retirado a 160 personas del registro, entre ellas tres de los 25 capos. Las autoridades, por su parte, investigan a otras 352 personas, entre ellos varios extraditables, para asegurarse de que realmente integraron la exguerrilla. Otros 11.200 han sido acreditados como miembros de la insurgencia.

Cabe recordar que, en el pacto firmado en noviembre con el gobierno de Juan Manuel Santos, las Farc, además de dejar las armas y transformarse en movimiento político, se comprometieron a ayudar al Estado a combatir el narcotráfico.