La SAE pretende recuperar cerca de $289.200 millones

“Los bienes de la DNE duraron 15 años sin gestión”: vicepresidente de la SAE

Mauricio Solórzano, vicepresidente jurídico de la Sociedad de Activos Especiales, habló sobre el ambicioso plan que inició esta entidad para la recuperación de 366 bienes en seis meses.

El vicepresidente jurídico de la SAE, Mauricio Solorzano, explica que se pretende recuperar 366 bienes en seis meses. Gustavo Torrijos

Desde que la Sociedad de Activos Especiales (SAE) empezó la recuperación de los bienes que son objeto de extinción de dominio, en enero de 2015, las dilaciones han sido una constante. Una de ellas fue la espera de la entidad para que los inspectores judiciales lograran hacen las diligencias, pues, debido a su carga laboral, la recuperación de un predio podía tardar entre seis y ocho meses, lo que retrasaba el uso al que estaba destinado.

Sin embargo, la SAE, en este segundo semestre, pretende recuperar 366 bienes, que equivale al 84% de lo que recuperó en dos años y medio (435 inmuebles). Un trabajo que adquiere importancia porque los predios rurales que se recuperen irán destinados al posconflicto, y los dineros recaudados irán a la lucha contra el crimen organizado. En diálogo con El Espectador, el vicepresidente jurídico de la SAE, Mauricio Solórzano, explica la nueva estrategia que emprendió la entidad para recuperar esa cantidad de propiedades de aquí a diciembre.

¿Cuál es el plan para recuperar tantos bienes en tan corto tiempo?

Hace dos años y medio veníamos realizando estas diligencias a través de inspectores de la Policía, pero tomamos la decisión de ejecutarlas directamente a través de nuestros funcionarios. Parte de la estrategia también tiene que ver con que tenemos facultades tendientes a recuperar los bienes que están ocupados irregularmente.

¿Cuál era el lío de fondo que tenía la SAE para lograrlo?

Básicamente eran dos. Primero, las demoras en el cumplimiento de los desalojos con los inspectores, porque dependíamos de la designación que hacía un alcalde o secretario de Gobierno y de la disponibilidad del mismo inspector que, por lo general, tenía a su cargo otras diligencias. Y segundo, que el nuevo Código de Policía, restringe a los inspectores a ejecutar este tipo de diligencias pues les quitó las facultades. Con esta nueva modalidad, los tiempos ya dependen directamente de la SAE.

¿Cuántos bienes recuperaron así?

En dos años y medio logramos recuperar 435 inmuebles, pero, con esta nueva estrategia, proyectamos en un plazo de seis meses recuperar 360 inmuebles, más de lo que hicimos en ese tiempo. Es un plan ambicioso.

¿Por qué?

Porque tenemos un aproximado de recuperar entre 60 y 70 inmuebles por mes. Nuestros gerentes regionales, ubicados en Barranquilla, Medellín, Cali y Bogotá, se encuentran coordinando con las autoridades competentes para intervenir y cumplir con el cronograma de desalojos establecido.

Hablemos de los bienes, ¿qué han recuperado con esta nueva estrategia?

Empezamos la semana pasada con dos bienes ubicados en Bogotá. Un edificio en Chapinero, el cual estaba siendo ocupado hace ocho años y era un foco de inseguridad. El otro, un inmueble está ubicado en Guaymaral (Cundinamarca) que llevaba ocupado diez años.

¿A quiénes pertenecen?

Eran de propiedad de personas que cometieron actos ilícitos provenientes del lavado de activos, el narcotráfico y delitos conexos. Tenemos una gama de nombres, pero no estamos habilitados para darlos.

Pero, ¿a qué bandas delincuenciales pertenecían?

Estamos hablando del Cartel de Cali, Cartel de Medellín, Clan del Golfo, cartel del Norte del Valle y, en los cascos urbanos, hablamos de bienes provenientes de microtráfico por ollas de expendios de estupefacientes.

¿Quiénes ocupaba esos bienes?

El 90% son personas ajenas a los procesos de extinción de dominio que identifican que los bienes se encuentran desocupados y, por actos de mala fe, aprovechan para su ocupación. El 10% restante fueron identificados como personas tienen vínculos familiares, de negocios o algún parentesco con individuos vinculados a procesos de este tipo.

¿Qué pasa si la persona que ocupa el predio se opone?

Tiene que demostrar la existencia de un derecho a su favor reconocido y acreditado en una instancia judicial o en una instancia oficial competente. Si la persona no logra demostrar eso, el desalojo garantizando los derechos fundamentales.

¿Y se oponen?

Generalmente. De hecho, en las dos diligencias que hemos ejecutado con la nueva estrategia, llevan abogados. Pero dentro del espacio que se les otorga para que sustenten, los ocupantes no logran acreditar la existencia del derecho. Pasa también que vuelven a invadir o inician acciones judiciales.

¿Cómo prevenir eso que, según ustedes, es una constante?

Tomamos varias decisiones. Primero, de manera inmediata, en la misma diligencia vamos a entregar el bien a la entidad que resulte beneficiaria. En los rurales, entregamos el predio a la Unidad de Restitución de Tierras o a la Agencia Nacional de Tierras.  Y los bienes que no son entregados a entidades, deben continuar en nuestra administración para su arriendo o venta. Le estamos dando alta prioridad a que se le entregue los predios a esas entidades. En cuanto a los dineros que generemos, van distribuidos a la Fiscalía, a la Rama Judicial y al Gobierno para lucha contra el crimen organizado.

¿Cómo se hace un desalojo?

Identificamos quién se encuentra ocupando el bien. Para eso contamos con labores de inteligencia que realiza la Policía Nacional, tratando de identificar si hay adultos mayores, menores de edad, animales y número de personas. Luego se monta el operativo y se solicita un acompañamiento de las entidades que tengan que intervenir según el tipo de ocupación.

¿Si cumplen la meta continuarían con el mismo propósito para en el 2018?

Si tenemos un resultado exitoso, las metas para el año 2018 van a seguir una misma línea para efectos de recuperar más bienes. Todo depende cómo se comporte este semestre.

¿Y si no?

Tendríamos que reformular cómo recuperar los bienes, pero creemos que salvo que exista algo por fuera de lo que tengamos planteado lo más obvio es que la meta se va a cumplir.

¿El país puede estar seguro del trabajo que realiza la SAE, luego de la liquidación de la DNE por problemas de corrupción?

Sin duda. Los bienes duraron casi 15 años sin ninguna gestión y reconstruir eso no es una tarea fácil, pero creemos que en los tres años que llevamos se han obtenido unos resultados importantes.

701093

2017-07-02T14:49:39-05:00

article

2017-07-02T14:59:41-05:00

dduran2_104

none

Redacción Judicial

Judicial

“Los bienes de la DNE duraron 15 años sin gestión”: vicepresidente de la SAE

82

6848

6930