Este viernes se sabrá si sigue detenido mientras la investigación continúa

Los bienes de Luis Alirio Mora Urrea, supuesto testaferro de las Farc

Una de sus propiedades resultó en líos por nexos con la pirámide DMG. La Fiscalía le imputó el delito de lavado de activos, aunque informes del organismo lo señalan también de haber fomentado secuestros extorsivos en Cundinamarca.

Luis Alirio Mora Urrea se declaró inocente. Este viernes 16 de marzo se sabrá si el juez encuentra necesario que vaya a la cárcel. Gustavo Torrijos - El Espectador

Luis Alirio Mora Urrea se declaró inocente. Así se lo dijo este jueves al juez ante el cual la Fiscalía le imputó el cargo de lavado de activos, pues el organismo investigativo está convencido de que tanto él como sus hermanos Norberto, Uriel, Leonardo y Edna Mora Urrea, capturados en febrero pasado, ejercieron por años como testaferros de las Farc a través de Supercundi, Merkandrea y Mercafusa. Este viernes 16 de marzo se sabrá si el juez del caso encuentra que era necesario que Luis Alirio Mora Urrea, como sus hermanos, vaya a la cárcel mientras las indagaciones en su contra continúan.

Los bienes de ellos cinco entraron en proceso de extinción de dominio al tiempo que los arrestos comenzaron a realizarse. En otras palabras, la Fiscalía lidera un proceso para que las propiedades de los Mora Urrea, avaluados en unos $650.000 millones, pasen a ser propiedad del Estado por estar “manchados” de actividades ilícitas. Tal como reveló este diario, los informes de la Fiscalía señalan que Luis Alirio Mora era un miliciano de las Farc que, incluso, transportaba armamento y se lo llevaba a alias Romaña. Aunque nada de eso hace parte de la investigación que hoy se lleva a cabo.

(Lea: Luis Alirio Mora, presunto testaferro de las Farc, se entegó a la Fiscalía)

El Espectador revisó los bienes en los cuales figura Luis Alirio Mora Urrea como propietario y encontró un listado de 35 propiedades. La más emproblemada de todas -hasta antes de la extinción de dominio-, sin duda, fue un local que adquirió en una superbodega, en el norte de Bogotá, y que terminó embargado tanto a Mora Urrea como a DMG Holding Group, la pirámide que fundó David Murcia Guzmán hacia el año 2007. El embargo se ejecutó en 2010. Tres años atrás, Mora Urrea había comprado el local por $90 millones; en 2010, apenas el problema del embargo se resolvió, Mora Urrea se lo vendió a la empresa Mark International por $108 millones. Se trata de una sociedad anónima que ahora está en liquidación.

Lo cierto es que Luis Alirio Mora Urrea empezó a hacer la mayoría de adquisiciones después del año 2002, cuando la zona de distensión llegó a su fin durante el gobierno de Andrés Pastrana. Según la Fiscalía, fue en la época de las negociaciones en el Caguán que la familia Mora Urrea fue elegida para tratar de ocultar dinero de las Farc. Un socio que aparece al menos en cuatro propiedades de Mora Urrea es Arnulfo Prado, de Distribuidora Prado S.A.S., la cual fue matriculada en cámara mercantil en el año 2000 y ahora está también en liquidación.

La mayoría de las propiedades de Luis Alirio Mora Urrea están en el sur o el occidente de Bogotá. Compró un lote en 2011 por $146 millones, y tres años más tarde se los vendió a las hermanas Diana Patricia y Andrea Carolina Alonso Rojas por $216 millones. Esa transacción tiene una particularidad: ellas se lo compraron en septiembre de 2014 a Mora Urrea pero, apenas tres meses más tarde, se lo vendieron a Inversiones Beduarte, una empresa dedicada al comercio al por mayor y a actividades inmobiliarias.

(Puede ver: La asamblea en la que las Farc les entregaron bienes a testaferros)

Lo que dejan ver las transacciones comerciales en las cuales Mora Urrea participó es que la primera década de este siglo fue boyante para esta familia. El expediente de la Fiscalía indica que especialmente Norberto y Luis Alirio Mora Urrea frecuentaban los campamentos de los frentes 51, 53 y 55 y la compañía móvil Abelardo Romero. “Todos eran del bloque Oriental, permeados por el poder de alias Romaña, que tenía controladas las zonas de Lejanías, San Juan de Sumapaz, Mesetas, entre otras”, reveló en su momento este diario. Para la Fiscalía, sobre todo Luis Alirio Mora Urrea era cercano a los integrantes de las Farc. Aunque, de nuevo, la imputación de cargos nada tuvo que ver con ese presunto delito.

Mora Urrea, según la Fiscalía, ocupaba un lugar importante en la jerarquía porque, supuestamente, él entregó información detallada con la cual la guerrilla ejecutó un número no calculado de secuestros extorsivos. Para la Fiscalía, es inexplicable cómo esta familia, cuyo comienzo fue un humilde negocio en Sumapaz, terminó siendo dueña de tantas propiedades. Los Mora Urrea, sin embargo, no han aceptado ningún cargo hasta ahora, manifestando que su único crimen ha sido lograr el éxito empresarial en una zona de orden público convulsionado como el Sumapaz.

744710

2018-03-16T07:11:32-05:00

article

2018-03-16T07:11:32-05:00

none

Redacción Judicial

Judicial

Los bienes de Luis Alirio Mora Urrea, supuesto testaferro de las Farc

69

5001

5070