Los golpes exitosos de la Contraloría

El desfalco de $1,4 billones en la salud, sobrecostos en contratos en poder de los primos Nule y la no entrega de ayudas humanitarias durante la ola invernal de 2010 son algunos de los casos.

Sandra Morelli se posesionó como contralora general desde 2010. Guido Nule. Alejandro Char

En medio de una infinidad de procesos fiscales, en los que la Contraloría lucha por recuperar los dineros que en vez de ir a las arcas del Estado han terminado en bolsillos de particulares o funcionarios inescrupulosos, El Espectador presenta los principales golpes e investigaciones que el organismo de control ha adelantado durante este año y han logrado salvar recursos públicos. Casos de corrupción en la salud, en contratos de infraestructura vial, en entrega de kits de alimentos y aseo durante la ola invernal de 2010 y devoluciones ilegales del IVA, son algunos de los casos.

La Contraloría este año emitió sentencia por responsabilidad fiscal a personas como el exgerente de Saludcoop, Carlos Palacino, por los $1,4 billones que se perdieron en el sector salud a causa de recobros ilegales y sobrecostos en tratamientos y medicamentos; al exalcalde de Barranquilla, Alejandro Char, por no entregar las ayudas humanitarias durante la ola invernal; e imputó cargos contra los primos Nule y miembros de la Concesión Autopista Bogotá-Girardot por las irregularidades en el contrato de la construcción de la autopista Bosa-Granada-Girardot. Este es un recuento de la ofensiva del organismo de control durante la administración de Sandra Morelli.

Caos vial

Entre las investigaciones que hoy son bandera de la Contraloría están los siete procesos que se adelantan por las irregularidades presentadas en el contrato de concesión vial del proyecto de la autopista Bosa-Granada-Girardot, en el que, al parecer, el Estado perdió alrededor de $163.455 millones. En este caso están siendo investigados todos los miembros y socios de la Sociedad Concesión Autopista Bogotá-Girardot, que se ganó la licitación en 2004, entre los cuales se encuentran los primos Miguel, Manuel y Guido Nule, y el exalcalde de Barranquilla Alejandro Char. Detrimento patrimonial por sobrecostos en obras no ejecutadas, modificación del cronograma de entregas, retraso en la ejecución de la obra, inadecuada planificación, la no ejecución e incumplimiento del contrato y entrega de recursos adicionales, son las rutas de investigación que ha seguido el organismo de control.

Salud en crisis

El fallo dé responsabilidad fiscal contra 16 funcionarios de la EPS Saludcoop, entre ellos el expresidente de la entidad Carlos Palacino, por el detrimento de $1,4 billones que terminaron invirtiéndose en proyectos o actividades que nada tenían que ver con la salud, marcó un referente histórico en el país. La Contraloría reveló cómo a partir de recobros ilegales al Fosyga, sobrecostos en los tratamientos médicos y medicinas, excesiva contratación con la red propia de Saludcoop y malos manejos administrativos a través de inversiones en el exterior, así como la compra de clínicas causaron esta billonaria pérdida que dejó mal parada a la salud.

Salvando el pago del IVA

El escándalo que desató el cobro ilegal de las devoluciones del IVA puso en jaque las arcas el Estado. En medio de las investigaciones, la Contraloría logró que aseguradoras y la DIAN llegaran a acuerdos para compensar los recursos perdidos. El organismo de control recuperó $240.881 millones y espera que otros $100.000 millones retornen a la cuentas de la Nación.

Los líos de Aguas de Manizales

Tras el derrumbe que destruyó las plantas de tratamientos de aguas en Manizales en  2011, la Contraloría condenó al exalcalde Juan Manuel Llano y al exgerente de la empresa Aguas de Manizales, Álvaro Franco por no haber tomado las medidas para reparar las plantas, pese a que en 2010 ya se había recomendado tomar precauciones debido a un derrumbe. El detrimento patrimonial fue de $4.324 millones.

Coletazos de la ola invernal

Después de que el Gobierno decretara el estado de excepción de emergencia por la ola invernal que azotó al país en 2010, la Contraloría encontró irregularidades que causaron un daño fiscal por $487 millones en Barranquilla. Por estos hechos fueron responsabilizados el alcalde de entonces, Alejandro Char, y la Caja de Compensación Familiar de Barranquilla, por no entregar los kits de alimentación y aseo a las víctimas del desastre natural sino una serie de tarjetas recargables que podían canjearse en los supermercados Olímpica, lo que es ilegal ya que parecería que se está entregando dinero en efectivo y no una ayuda humanitaria. Esto generó un sobrecosto porque los damnificados terminaron adquiriendo licores, productos de belleza, electrodomésticos, alimentos para mascotas, condones y otros productos no contemplados en un kit de aseo y alimentación.

Las regalías del carbón

Una modificación realizada en enero de 2010 en el contrato que habían suscrito Prodeco y Carbones de Colombia (Carbocol) —hoy representada por Ingeominas—, para, al parecer, modificar el cálculo de las regalías y las contraprestaciones económicas, provocó un detrimento de $52.214 millones. Por estos hechos están siendo investigados el exministro de Minas Hernán Martínez y el exdirector de Ingeominas Mario Ballesteros.

Problemas de educación en Magdalena

Este año la Contraloría responsabilizó al exgobernador de Magdalena Ómar Ricardo Díaz Granados, a cuatro de sus exsecretarios de Educación y a la Fundación Instituto Baldo para el Desarrollo de las Organizaciones por las irregularidades que se presentaron en la entrega de kits escolares, que generaron para el departamento un sobrecosto de $5.695 millones.