Los macabros hallazgos en el Bronx

En el procedimiento de demolición de las viviendas en el sector se encontraron restos humanos. Agentes del CTI de la Fiscalía adelantan el procedo de recolección.

Cristian Garavito / El Espectador

No hay una semana que pase sin que se conozcan nuevos detalles de las actividades criminales que durante años se cometieron en el sector del Bronx en el centro de la capital de la República. Además de la venta de drogas y tráfico de armas, las evidencias sobre torturas, secuestros, desapariciones forzadas, entre otras acciones, son cada vez más comunes.

Los investigadores pudieron determinar que las bandas que manejaban el lugar llegaron a ordenar actos de torturas en contra de aquellos que se quedaban con el dinero de la venta de drogas, presuntos informantes, o aquellos que los irrespetaban. En las viejas casas eran sometidos a actos inhumanos y degradantes. (Ver Hallan niños explotados sexualmente y un secuestrado durante operativo en el Bronx)

Cientos de secuestrados fueron llevados a ese lugar, vedado para las autoridades, y sometidos a vejámenes. Muchos sobrevivieron, otros no corrieron con la misma suerte. Esas casas fueron testigos silenciosas de aquellas acciones degradantes e ilegales. (Ver Hallan niños explotados sexualmente y un secuestrado durante operativo en el Bronx)

Este miércoles, los operarios encargados de demoler las viviendas se encontraron una osamenta entre el concreto. Un grupo especial del CTI de la Fiscalía General trabajará con maquinaria especial para buscar más restos humanos. (Ver En el Bronx secuestraban a extranjeros y pedían hasta 10.000 euros por su rescate)

En los últimos meses los informantes de la Fiscalía General han dado detalles sobre las actividades ilegales y criminales que allí se cometieron. Con este descubrimiento sus testimonios recobran validez.

Uno de los testigos clave en esta investigación ha señalado que los temidos ganchos que dominaban la zona asesinaron y enterraron a muchas personas en fosas comunes. La mayoría de estos muertos serian víctimas de las guerras internas que se adelantaron por el control del microtráfico.

El director del CTI de la Fiscalía, general Luis Alberto Pérez explicó que el cuerpo “desmembrado estaba entre losas de cemento, más o menos a una profundidad de tres metros. No hemos podido determinar todavía su identificación, labor que está haciendo el Instituto de Medicina Legal”.

“Lo que nos queda claro a nosotros como hombres de investigación y con las labores de inteligencia adelantadas por la Policía Nacional es que en este sector de la ciudad definitivamente se estaban llevando a cabo actividades totalmente ilegales”. (Ver )
 

Temas relacionados