El abogado y su socio están en juicio

Los millones que habría entregado a testigos Diego Cadena, el exabogado de Álvaro Uribe

Noticias destacadas de Judicial

Los familiares del exparamilitar Carlos E. Vélez aseguran haber recibido más de $40 millones de Diego Cadena, exabogado del expresidente Álvaro Uribe. La Fiscalía se valió de sus palabras para llamar a juicio a Cadena, cuya defensa dice que esas personas mienten y que tienen cómo probarlo.

“Yo recibí $10 millones, pero, en sí, ellos nunca cumplieron con la cantidad prometida, que eran $200 millones”. La frase es extraída de una declaración jurada que dio ante la Fiscalía Ricardo Diosa, primo del exparamilitar Carlos Enrique Vélez, alias Víctor. Se refiere al dinero que le habrían dado Diego Cadena, quien para la época de esa supuesta transacción era abogado del expresidente Álvaro Uribe, y el socio de Cadena, Juan José Salazar. Este relato, junto a los de tres familiares más del exparamilitar, forman parte de las pruebas con las que el ente investigador llamó a juicio a Cadena y Salazar, acusados de intentar torcer a testigos con dádivas para que favorecieran al exmandatario y enlodaran al senador Iván Cepeda.

(Le puede interesar: La contrarreloj de la Fiscalía en el caso Uribe)

El Espectador conoció las declaraciones juradas que rindieron los familiares de Vélez en la Fiscalía, que dan cuenta de entregas constantes de dinero. Cadena ha dicho que las consignaciones y los giros fueron ayudas humanitarias, no intentos de soborno, y, más adelante en el proceso, aseguró que alias Víctor lo estaba extorsionando, aunque nunca lo denunció. Por su parte, los familiares del exparamilitar, preso en la cárcel de Palmira por su vinculación al bloque Cacique Pipintá, aseguran que eran Cadena y Salazar quienes los llamaban a ellos buscando entregarles dinero o dándoles indicaciones de dónde recogerlo, incluso en efectivo.

Cadena y Salazar enfrentan un juicio por los delitos de soborno a testigos en favor de tercero y fraude procesal, cargos que no reconocen. Según la hipótesis de la Fiscalía, los abogados visitaron diferentes cárceles del país y entregaron dinero a personas que habían señalado a Uribe para que desdijeran de sus declaraciones. Entre los testigos que advirtieron de sus presiones está alguien a quien también visitó Cadena en prisión: Juan Guillermo Monsalve, hijo del mayordomo de la hacienda Guacharacas, antigua propiedad de la familia Uribe Vélez en San Roque (Antioquia), y quien ha señalado un supuesto rol del expresidente en la conformación del bloque Metro de las Autodefensas.

Según el escrito de acusación con el que la Fiscalía llamó a juicio a los abogados, “Carlos Enrique Vélez debía cambiar su versión en favor del expresidente Álvaro Uribe Vélez en las investigaciones que se adelantaban en contra del aforado por la masacre de El Aro y también debía manifestar ante la Corte Suprema de Justicia que el senador Cepeda le había ofrecido mejorar sus condiciones carcelarias, siempre y cuando declarara en contra del expresidente”. A cambio, alega la Fiscalía, Cadena y Salazar les habrían girado a alias Víctor y su círculo cercano un total de $48 millones. Las cuentas del primo del exparamilitar llegan a una cifra similar.

(Lea también: “Desde que el caso de Uribe llegó a la Fiscalía no ha habido garantías”: Iván Cepeda)

“Por parte de los abogados se entregó un total de $40 millones, suma dada en cantidades pequeñas poco a poco, en consignaciones, giros, recargas”, declaró Ricardo Diosa. De hecho, según su versión, “Diego Cadena inició realizándole unas recargas de $50.000 a un celular que tenía Carlos Enrique Vélez”. Y es que, en las cárceles, las transacciones se hacen con recargas de celular. Aseguró también que su primo, Víctor, fue quien le dio instrucciones para recibir dinero de unos abogados que “representaban al señor Álvaro Uribe Vélez”. Diosa aseguró que el exparamilitar le entregó una tarjeta con un número al que debía llamar: era la tarjeta de presentación de Diego Cadena.

Según su relato, en marzo de 2019 le entregaron los $10 millones en inmediaciones de la plazoleta Jairo Varela, en el centro de Cali. Para la fecha, asevera, Cadena estaba en Miami y Juan José Salazar en Bogotá, pero le entregó el supuesto dinero una tercera persona que “no se identificó ni nada, solamente dijo que él pertenecía al vínculo de ahí”, dice la declaración conocida por El Espectador. Asimismo, el segundo familiar de alias Víctor que asegura haber recibido dinero es su hijo: Carlos Fernando Vélez Mejía. Según su declaración, llegó a recibir dinero a través de Samuel Sánchez Cañón, exabogado de su padre y una persona en la que confiaba.

“El señor Samuel (Sánchez Cañón) me iba a consignar $5 millones y no tenía una cuenta en ningún banco para que me consignaran, entonces le pedí el favor a un amigo”, le dijo a la Fiscalía. Agregó que no conoce el origen o la razón de las consignaciones, y que solo le estaba haciendo un favor a su padre. El amigo dueño de la cuenta también fue citado por la Fiscalía y declaró, bajo juramento, que prestó su cuenta para la transacción. Pero los supuestos envíos de dinero no pararon ahí. “Samuel (Sánchez) se comunicó nuevamente para decirme que me iba a realizar una nueva consignación, otra vez, por $5 millones”, agregó Vélez Mejía.

(Le puede interesar: La acusación contra Diego Cadena, antiguo abogado del expresidente Uribe)

En esta segunda ocasión, el abogado le dijo que necesitaba hacerla a su cuenta personal y utilizaron, según su relato, una cuenta inactiva de nómina que tenía en Bancolombia. Con ese dinero, explicó el hijo de alias Víctor, se cubrieron algunos gastos del hogar, así como cosas que necesitaba su papá en la cárcel. Esto también lo había dicho María Helena Vélez, la hermana del exparamilitar que lo crío y a quien considera una madre. En su declaración, revelada en julio de 2020 por este diario, la mujer aseguró que, con la plata, “yo le compraba a Carlos (Enrique Vélez) las cositas de aseo, le ponía plata; lo que él necesitara. Y también me daba a mí pa que comprara por ahí comida”.

La mujer aseguró, además, que Juan José Salazar le dijo: “Vamos a hacer unas vueltas judiciales para Carlos, ayudarlo en lo judicial. Pero le vamos a colaborar también para que le compre algunas cositas que él necesita”. Y, con cierta frecuencia, al parecer, le enviaban dinero: “$2 millones, $1 millón, $500 (mil), otra vez otro millón, un millón quinientos (mil). Yo iba y reclamaba”. El conductor y mensajero de Cadena, Rodolfo Echverry, le dijo a la Fiscalía que ella lo contactó a él y le pidió ayuda para su nieto, que estaba enfermo en el hospital. La hermana de Vélez lo negó: “Nunca, yo no tengo nietos chiquitos ni enfermos. Mis nietos están muy grandes”.

Por último, el sobrino de alias Víctor, José Fernando Ocampo, aseguró haber recibido dinero de Cadena y Salazar. “A mí me llamaron dos veces. Una vez fue en el parque de Bolívar (también en Cali), un señor de un carro blanco me pasó $2 millones”, declaró Ocampo en la Fiscalía. La segunda ocasión lo llamó su propio tío y le dijo que pasara a la cárcel a verlo y recoger algo. “En la entrada hacia el penal, el mismo señor (que le había entregado el dinero antes) iba a visitar a mi tío. Ahí me pasó $16 millones dentro del carro de él. Me dijo que ya había hablado con Carlos, que eso era un detalle para él. Recibí el dinero y me fui para la casa”, agregó el sobrino.

Consultado por este diario, el abogado Iván Cancino, defensor de Cadena, dijo que pueden demostrar que una de las personas que dice haber recibido dinero en Cali ni siquiera estaba en la ciudad para el momento, pues, con autorización de un juez, lograron rastrear la ubicación de su celular en esas fechas. Además, indicó que tienen debidamente documentados giros que realizó Cadena a Vélez y sus familiares por $9 millones, que es lo que ellos reconocen hasta ahora. Sin embargo, comentó que estos dineros fueron entregados dentro de las facultades que tiene un abogado defensor.

(Puede leer: Abogado Diego Cadena no aceptó haber comprado testigos en favor de Álvaro Uribe)

“El señor Vélez llamaba a Cadena y le decía: ‘Tengo información de desmovilizados que tienen datos que pueden interesarle, pero necesito tarjetas de llamada’”, señaló Cancino, o que a veces le pedía dinero para que alguien fuera a buscar al supuesto exparmilitar que le ayudaría a Uribe. Según el defensor, esas consignaciones de $9 millones se hicieron a través de Supergiros y cuentan con los soportes, que incluyen los datos de quien recibía y de la persona de la oficina de Cadena que consignó. “Si eso no fuera permitido, ¿por qué la Fiscalía en el programa de protección de testigos paga apartamentos, comida, mercado? Es algo totalmente válido y lo vamos a demostrar en juicio”, añadió Cancino.

Aseveró, asimismo, que ya con autorización de un juez lograron acceder a la información de las líneas telefónicas y podrían demostrar que era alias Víctor quien llamaba constantemente a Cadena, como el abogado ha dicho, incluso, en el interrogatorio que rindió en la Fiscalía. En la investigación que ha adelantado la defensa, agregó Cancino, identificaron que María Helena Vélez, supuestamente, le mintió a la justicia en el pasado y pidieron los soportes de los bancos citados por los testigos. Cancino sostiene que en ninguno habría evidencia de las millonarias consignaciones de las que acusan a Cadena y Salazar.

El abogado Diego Cadena dijo en su interrogatorio que fue un “error” escribir de su puño y letra una carta enviada a la Corte Suprema en nombre de alias Víctor. En esa diligencia, revelada por Noticias Caracol, habló de cómo comenzó a trabajar para Álvaro Uribe y reconoció “imprudencias” en su manejo del caso. La Fiscalía sometió todo el video a un análisis del Centro Estratégico de Valoración Probatoria (Cevap), que concluyó: “Si bien existió un nivel de congruencia entre lo narrado y lo no verbal, no se descarta la posibilidad de que las respuestas dadas no comprendieran toda la información que poseía”. Es decir, Cadena podría estar omitiendo detalles de lo que sabe. En juicio se establecerá si es así.

(Le puede interesar: El destino cruzado del abogado Diego Cadena y Álvaro Uribe)

Comparte en redes: