A los que no citaron por Interbolsa

El abogado de algunas de las víctimas dijo que faltaban varios protagonistas de este escándalo que aún no han sido llamados.

Tomás Jaramillo, gestor del Fondo Premium. / ‘Semana’,  Juan Carlos Ortiz, fundador Fondo Premium. / ‘Semana’, Alfonso Manrique, socio de Interbolsa. / Archivo particular,   Víctor Maldonado, accionista de Interbolsa. / Archivo particular
Tomás Jaramillo, gestor del Fondo Premium. / ‘Semana’, Juan Carlos Ortiz, fundador Fondo Premium. / ‘Semana’, Alfonso Manrique, socio de Interbolsa. / Archivo particular, Víctor Maldonado, accionista de Interbolsa. / Archivo particular

A pesar de que sus nombres han sido mencionados varias veces dentro de las investigaciones por el escándalo de Interbolsa, Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz —gestores del polémico Fondo Premium, a donde fueron a parar US$174 millones relacionados con ese escándalo— no fueron llamados a imputación de cargos por su presunta participación en el descalabro de la empresa.

Tampoco lo fueron el principal accionista de la compañía, Víctor Maldonado, ni su exvicepresidente financiero, Jorge Arabia, ni su otrora socio Alfonso Manrique.

Ninguno de ellos está en la lista de personas llamadas por la Fiscalía a audiencia de imputación de cargos el próximo 24 de junio. Entre los que sí fueron citados se encuentran el empresario italiano, Alessandro Corridori; el expresidente de Interbolsa, Rodrigo Jaramillo; el presidente de la firma, Álvaro de Jesús Tirado Quintero; el vicepresidente ejecutivo de la compañía, Juan Camilo Arango Medina; el director del comité de riesgos de la empresa, Javier Tomás Villadiego Cortina, y el gerente técnico de la comisionista, Juan Felipe Duarte.

También fueron citados Jorge Mauricio Infante, presidente de la Sociedad Administradora de Inversión de Interbolsa; Claudia Jaramillo Palacios, comercial de Interbolsa y esposa de Alessandro Corridori, y su hermana María Eugenia Jaramillo Palacios, inversionista de la firma.

La lista la completan Carlos Arturo Neira Llache, representante legal de P&P Investment; Edwar Jhonatan Martínez, ordenante de esta empresa; los hermanos Eduardo Adolfo y Luz Andrea Colmenares Pedreros, representantes de la clínica La Candelaria; Emilio Martín Uribe, representante legal de Manantial SPV, y los hermanos Olbany y Jhon Alexánder Muñoz Delgado, de la firma Giteco, y además representante legal y asistente de Corridori, respectivamente.

A estas personas se les imputarán los cargos de manipulación de acciones, administración desleal, operaciones no autorizadas con accionistas o asociados y concierto para delinquir. Todos ellos habrían hecho parte de la red con maniobras irregulares y compra de repos —un préstamo entre personas naturales o jurídicas, en el que el deudor entrega como garantía acciones de su propiedad— de Fabricato infló el crecimiento de la acción de esta empresa, que pasó de $30 a $90 en menos de dos años.

Con ello, de acuerdo con la Fiscalía, se generó “desconfianza en el mercado y la no negociación de esos títulos con los cuales se financiaba, dejando a la firma sin tener cómo responder a los inversionistas”. Todas estas maniobras se habrían hecho para posteriormente vender Fabricato a un precio superior al real, con el propósito de beneficiar a quien, supuestamente con recursos de los inversores de Interbolsa, se había convertido en el principal accionista de la empresa textil, Alessandro Corridori.

Para adquirir estos repos, Interbolsa recurrió a préstamos que después no fue capaz de pagar —lo que aceleró su descalabro—, a cuestionadas triangulaciones con entidades como la clínica La Candelaria y a los recursos de sus inversores, captados, al parecer de forma fraudulenta a través de un fondo creado en Curazao y conocido como el Fondo Premium. La Fiscalía indaga qué pasó con $300 mil millones que se calcula se habrían embolatado por cuenta de este escándalo.

En diálogo con este diario, el abogado Jaime Granados, representante de algunas de las víctimas de Interbolsa y el Fondo Premium, resaltó el llamado a imputación de cargos de estas 16 personas; no obstante, se mostró sorprendido porque el ente investigador no llamara a protagonistas como Tomás Jaramillo y Víctor Maldonado.

“Es una sorpresa que Jaramillo no esté porque él, además de socio de Interbolsa, fue uno de los gestores del Fondo Premium. La Fiscalía ha trabajado con toda rigurosidad y no sé si no llamarlas a imputación hace parte de alguna estrategia de su parte”, indicó Granados. Respecto a Víctor Maldonado, el abogado dijo que no descarta que la Fiscalía lo llame a imputación de cargos cuando se abra un proceso formal por lo sucedido con el Fondo Premium.

Asimismo, Granados se mostró extrañado por cuenta de una negociación que estarían llevando a cabo Rodrigo y Tomás Jaramillo con la Fiscalía para colaborar con la justicia, la cual fue revelada por el diario El Tiempo.

“Sería muy extraño que la Fiscalía adelantase conversaciones con ellos, que nunca se han acercado a las víctimas a , como sí lo han hecho Víctor Maldonado, Juan Carlos Ortiz y Alessandro Corridori. Estos acercamientos son de conocimiento de la Superintendencia Financiera y la Fiscalía y continúan avanzando”, le explicó Granados a El Espectador. Mientras llega el 24 de junio, la Fiscalía prepara sus armas para la imputación de cargos contra estas 16 personas que las víctimas de Interbolsa y del Fondo Premium se preguntan si serán las únicas en ser citadas.

[email protected]