Los riesgos de ser niño en Colombia

“Pensé que viniendo hasta aquí lograría que usted se disculpara, pero veo que es demasiado estúpido para entender eso”.

La frase de Anton, el personaje encarnado por Mikael Persbrandt en la galardonada película En un mundo mejor, parece como mandada a hacer para la sociedad colombiana. Se la dijo al mecánico danés que lo golpeó delante de sus hijos y que fue incapaz de entender el mensaje de resolución pacífica de diferencias que le trataba de comunicar.


Aunque le pegaron, Anton no respondió el agravio con violencia, su hijo Elías entendió la lección y la historia tuvo un final feliz. Pero no ocurre así en la Colombia de hoy.


Contrario a las enseñanzas de Anton, un padre bogotano decidió hace apenas dos días que la mejor forma de resolver una riña entre su hijo y Óscar Eduardo Escobar, otro estudiante del colegio Luis Ángel Arango, en la localidad de Fontibón, era disparando contra el adolescente. ¡Y lo mató!


Al decir de los vecinos del sector, y según los primeros reportes de las autoridades, la discusión empezó porque Escobar era víctima de extorsiones y agresiones por parte del otro alumno. Cansado de los ataques, llevó a Juan Carlos, su hermano mayor, para que lo defendiera, pero el agresor también pidió ayuda para resolver el problema, llevó a su padre y fue éste quien disparó contra los Escobar, causando la muerte al estudiante y heridas al mayor, quien fue llevado a la Clínica de Occidente con impactos de bala en el pecho.


Los demás alumnos fueron testigos. Salían de clase, a las 6:00 p.m. y les tocó correr a refugiarse para que no los alcanzaran las balas. El agresor huyó. Acababa de salir de prisión, precisamente por homicidio. Tal vez no haya oído nunca la historia de Anton y por eso abrió fuego sin pensar en el riesgo para los presentes, y en que una sociedad que crece entre la violencia tiene altas posibilidades de repetirla.


Pero no salía el país de su asombro ante semejante noticia cuando vinieron nuevos reportes sobre acciones violentas contra menores. En Carmen de Chucurí, Santander, fueron capturados cinco hombres por violar a una niña con síndrome de Down. En el barrio Kennedy, sur de Bogotá, una estudiante de 17 años y dos meses de embarazo fue baleada…


Según Medicina Legal, en 2010 murieron de manera violenta en el país tres menores al día y otros reportes oficiales indican que el 30% de los delitos en el país son contra dicha franja de población.


Las cifras no lo dicen todo. En muchas ocasiones hasta se contradicen, como quedó en evidencia ayer en Bogotá. Mientas la secretaria de Gobierno, Mariella Barragán, decía que en un año hubo 80 muertes violentas de menores de edad, para el coronel José Vivas, subcomandante de la Policía Metropolitana, fueron 10. “Sólo 10”, reportaron algunos medios de comunicación.


Entre estos casos figuran el del joven grafitero Diego Becerra, quien mañana cumple un mes de muerto tras ser víctima de un disparo por la espalda, al parecer por parte de un policía. También el del niño de cuatro años cuyo cuerpo apuñalado apareció esta semana en el río Tunjuelito. Este último caso causó tal conmoción que la Alcaldía liderará mañana una marcha de protesta en Bosa, localidad en donde apareció el cuerpo del menor.


La cadena de hechos violentos parece interminable y mientras algunos consideran que para frenarla es necesario acudir a referendos que impongan la cadena perpetua contra los agresores de niños (como la iniciativa que se acaba de hundir en el Congreso), otros apuntan a las estrategias pedagógicas al estilo de la de Anton en la película sueco-danesa. Algo habrá que hacer, pero ya.


Casos de abusos contra menores en los últimos dos meses


Agosto 9 de 2011


Arauca


Una menor de 14 años fue abusada sexualmente y después asesinada por un hombre de 20 años, en la vereda Costa Rica, zona rural del municipio de Tame.


Agosto 29 de 2011


Cundinamarca


Según Medicina Legal, Michael Cárdenas, de un año, murió después de recibir varios golpes de sus padres en Bogotá. José Andrés Cárdenas y Doris Salcedo fueron acusados de homicidio agravado.


Septiembre 6 de 2011


Tolima


Los gemelos Juan Sebastián y Diego Alejandro Tabares, reportados desaparecidos, fueron encontrados muertos en Anzoátegui (Tolima). Su padrastro Pedro Laserna fue capturado.


Septiembre 13 de 2011


Cundinamarca


Óscar Eduardo Escobar, de 13 años, murió un día después de ser baleado por un hombre que aún no ha sido identificado, mientras salía del colegio Luis Ángel Arango en Fontibón (Bogotá).


Septiembre 13 de 2011


Cundinamarca


El cadáver de Santiago Ducuará, de cuatro años de edad, fue encontrado debajo del puente de San Bernardino, en la ribera del río Tunjuelito, en el sur de Bogotá.


Septiembre 14 de 2011


Santander


La Policía informó que detuvo a cinco presuntos abusadores sexuales de una menor de 13 años con síndrome de Down, en el municipio de Carmen de Chucurí (Santander).

últimas noticias