"Los Señores del Ácido" en Madrid

Noticias destacadas de Judicial

La justicia española constató cómo operaba una temible organización mafiosa de colombianos.

“Los Señores del Ácido”, la temible banda de colombianos responsables de macabros crímenes y desapariciones en España, están en prisión. El grupo, que oficiaba como una oficina de cobros del cartel del norte del Valle de los hermanos Comba, se hizo famoso en Europa en 2007 por asesinar a sus víctimas a golpes, descuartizarlas y luego meter los cadáveres en ácido sulfúrico para evitar su identificación.

En reciente decisión del Tribunal Supremo de España, conocida por El Espectador, quedó ratificada la condena contra nueve de los integrantes, quienes tendrán que pagar penas entre los 20 y los 35 años de prisión por asociación ilícita, asesinato, secuestro, porte de armas, falsificación de documentos, complicidad de asesinato y encubrimiento.

Al estilo de la Oficina de Envigado, esta mafia exportó a España el modelo de crimen organizado y asesinatos selectivos. La particularidad de la organización era que sus miembros vivían legalmente en España y manejaban bajo perfil para no llamar la atención.

La temible organización la dirigía desde Colombia Luis Eduardo Dávalos Jiménez, alias Pampo, miembro de la cúpula del cartel del norte del Valle y quien trabajaba para ‘Los Hermanos Comba’. Era un criminal de sangre fría, que vía telefónica condenaba a muerte a los clientes que no pagaban.

Pampo comenzó en el mundo criminal en 1993 con la organización de Wílber Alirio Varela, alias Jabón. Luego fue uno de los artífices del asesinato de su jefe y se convirtió en un miembro cercano a la dirección del cartel del norte del Valle, donde asumió la organización de la oficina de cobro y el tráfico de drogas hacia Europa. “Bajo su poderío tenía más de un centenar de personas que formaban parte de las actividades de narcotráfico y era el brazo armado de la organización y de ajuste de cuentas”, indicó la Dijín.

Su enlace en España y jefe de la banda en Europa era Cristian Andrés García, alias Óscar, quien ponía en marcha cada una de sus órdenes. A su vez, éste tenía como su lugarteniente a John Jairo Villa, alias Tuto, quien coordinaba el grupo de sicarios integrado por alias Grande, Mellizo, Pirro, Fabio y Conejo. La logística estaba a cargo de alias Énder y Pacho.

El crimen que los empezó a poner al descubierto ocurrió el 6 de septiembre de 2007. Ese día Pampo llamó a Óscar para que asesinara a uno de sus parientes: José Fernando Dávalos Sepúlveda. Lo primero que hicieron fue alquilar una casa para cometer el crimen. Alias Pacho consiguió la vivienda, en la localidad de Ciempozuelos, en Madrid (España). Con el sitio definido, esa noche Pirro, Óscar, Grande y Pacho secuestraron a Dávalos.

Los delincuentes trasladaron a la víctima hasta la vivienda. La ataron, la amordazaron y la asesinaron a golpes. Para evitar la identificación del cuerpo, le cortaron una mano y los dedos de la otra, la cabeza y luego metieron su cuerpo en un barril con ácido sulfúrico. Con el cadáver desfigurado, amputado y parcialmente corroído por el ácido, lo enterraron en un lote, a dos kilómetros de la casa donde cometieron el asesinato. Finalmente, dos miembros de la organización se encargaron de la limpieza de la casa. El error que cometieron fue que el cuerpo quedó mal enterrado y una semana después lo encontraron vecinos del sector, al quedar una de sus piernas al descubierto. Dávalos Sepúlveda era colombiano. En el país tenía a un hijo de tres años y su compañera Viviana Patricia Roldán. En España estaba casado con Mireya Morales.

Las autoridades ya tenían la pista de “Los Señores del Ácido”, quienes dos meses después fueron a cobrar otra deuda. Esta vez a Héctor Fabio Hoyos Muñoz, a quien también secuestraron y hoy está desaparecido. La esposa de la víctima alcanzó a huir y le avisó a la Policía, que logró capturar a uno de los miembros de la banda.

Finalmente, en enero de 2008, descubrieron que la banda se desplazó a Barcelona para cobrarle a un sujeto conocido como alias El Abuelo, quien pagó con 15 kilos de cocaína, que tuvieron que movilizar hasta Madrid. Fue en esa oportunidad que la Policía española desplegó una operación para poner tras las rejas a la organización y se descubrió que la oficina de cobro operaba desde el apartamento de alias Óscar, en la localidad de Valdetorres de Jarama, en Madrid.

Con la banda en la cárcel, sólo uno tomó la decisión de colaborar con la justicia. Milton Giovanny Sánchez Olarte, alias Pacho, atestiguó contra la organización y dio todos los detalles de cómo las órdenes llegaban desde Colombia y cómo se hacían efectivas en Madrid. Finalmente, alias Pampo fue capturado el 21 de noviembre de 2009 en Cali. A este capo se le señala de múltiples asesinatos selectivos en Europa, todos relacionados con deudas del narcotráfico. En la gran mayoría torturaron a sus víctimas y las quemaban con ácido sulfúrico.

“Los Señores del Ácido” alcanzaron a tener tanto poder, que estaban cumpliendo tareas para diferentes grupos de narcotraficantes colombianos en España. Gracias a la investigación de las autoridades españolas, que fueron atando cabos sueltos tras varios crímenes, lograron poner a la organización tras las rejas. Alias Pampo fue extraditado el año pasado a España y hoy enfrenta cargos por tráfico y homicidio.

Seis de los sentenciados por homicidio fueron John Jairo Villa, alias Tuto, de 35 años; Cristian Andrés García, alias Óscar, de 32 años; César Augusto Duque Londoño, alias Pirro, de 35 años; Bernardo Salazar Cuero, alias Grande, de 35 años; Milton Giovanni Sánchez Olarte, alias Pacho, de 35 años, y Énder Miguel Quintero Sepúlveda, de 26 años. Otros tres fueron sentenciados por complicidad.

Comparte en redes:

Temas Relacionados

'Los Comba'