Los tres proyectos de ley del fiscal General, Néstor Humberto Martínez

El jefe del ente investigador aseguró que los proyectos buscan garantizar la imparcialidad y transparencia en las actuaciones de la Fiscalía.

@FiscaliaCol

Este martes el fiscal General, Néstor Humberto Martínez radicó tres proyectos de ley ante el Senado de la República con lo que busca garantizar la imparcialidad y la transparencia en las actuaciones ente investigador. Martínez solicitó que se fijen normas para regular el remplazo del jefe acusador en los casos en lo que se tenga que declarar impedido, en ausencia absoluta y el control de rendición de cuentas. 

Martínez aseguró que es menester establecer la figura de fiscal ad hoc cuando se presenten impedimentos por parte del titular del órgano persecutor del delito de Colombia o cuando acepte las recusaciones presentadas en su contra y que lo obliguen a alejarse del conocimiento de un caso en especial.

En este sentido señaló que deberá ser la Corte Suprema de Justicia –alto tribunal que lo eligió- el que designe al fiscal encargado en este tipo de situaciones. Actualmente cuando existen estos casos el caso pasa inmediatamente al Vicefiscal General de la Nación quien se encarga del trámite de las investigaciones.

El segundo proyecto busca evitar la interinidad en la Fiscalía en caso de falta absoluta cuando termine su período constitucional (como ya se ha presentado en dos oportunidades), por muerte o incapacidad se establezca un período para elegir su remplazo temporal o permanente.

“Le corresponderá en un procedimiento inmediato al Presidente de la República hacer una designación y al mismo tiempo remitir la terna a la Corte Suprema de Justicia. Con esta iniciativa estaríamos los incentivos para que se prolonguen los procesos de interinidad en la Fiscalía General”, manifestó el nuevo Fiscal.

El último proyecto pide establecer un control y rendición interno en las finanzas del ente investigador. Estas acciones deberán ser adelantadas por un tercero y no por un funcionario designado por el Fiscal General. Se propone que sea nombrado por la Corte Suprema de Justicia.

“Esta figura deberá transmitir a la corte la gestión de cumplimiento de funciones de la fiscalía y a la sociedad”, explicó. Para esto se deberá presentar un informe cada año de evaluación del cumplimiento de las metas y responsabilidades del ente acusador y del Fiscal General.
 

Los tres proyectos

1. Regula el régimen de impedimentos y recusaciones del Fiscal. Establece que en caso de impedimentos y recusaciones le corresponde a la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia designar un fiscal ad hoc con lo que se modifica el régimen actual. Aumentar la transparencia

2. Designación de fiscales interinos. En caso de falta absoluta del Fiscal General, se establezca un procedimiento que impida periodos largos de interinidad. Se establece que cuando opera la falta absoluta el presidente inmediatamente designa un remplazo y la terna a la Corte Suprema de Justicia.

3. Aumentar el control y rendición de cuentas de la Fiscalía. No puede ser una rueda suelda. El control interno de la Fiscalía no será ejercido por un designado por el fiscal sino por parte de la sala plena de la CSJ. Este jefe de control le rendirá cuentas tanto al Fiscal como a la Corte Suprema de Justicia y a la sociedad en su conjunto. Se establece que el Fiscal debe presentar un informe anual a la Corte Suprema de Justicia.